• Regístrate
Estás leyendo: El Año Nuevo
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 11:55 Hoy

El Año Nuevo

Publicidad
Publicidad

El 1 de enero me compartieron un texto de Antonio Gramsci que se titula “Odio el Año Nuevo”. Quizás no fui un buen lector de este filósofo italianopues desconocía este escrito, a pesar de que me acerque a su obra en la segunda década de los setenta gracias a un sacerdote jesuita, mi paisano Francisco Piñón, quien promovía entusiastamente el estudio de la misma entre los jóvenes, a través del Centro de Estudios Gramscianos que él fundó por aquellos años. Este material fue publicado originalmente el primer día de enero de 1916 en el periódico Avanti! y es considerado una diatribacontra esta costumbre o festividad, por ubicarla como parte de la forma de vida en el capitalismo cuya ideología repudiaba el pensador italiano.

Aunque no estoy del todo de acuerdo con la tesis del texto, contiene planteamientos que conviene rescatar, particularmente la idea de festejar fechas u ocasiones especiales inducidos por lo que hoy conocemos como mercadotecnia en nuestra sociedad de consumo. Gramsci dice que odia “esos año-nuevos de fecha fija que convierten la vida y el espíritu humano en un asunto comercial con sus consumos y su balance y previsión de gastos e ingresos de la vieja y nueva gestión.Estos balances hacen perder el sentido de continuidad de la vida y del espíritu”.

Su crítica va orientada contra el conformismo y el inmovilismo que genera este tipo de ideología, con lo cual podemos coincidir, pero no necesariamente es repudiable el plantearse metas o propósitos a alcanzar cuando un año comienza, siempre y cuando se trabaje y se luche por lograrlos. Hay que hacer que las cosas ocurran.

Este 2018 que inicia hago mías las palabras de Gramsci cuando expresa:Quiero que cada mañana sea para mí año nuevo. Cada día quiero echar cuentas conmigo mismo, y renovarme cada día. Ningún día previamente establecido para el descanso…Ningún disfraz espiritual. Cada hora de mi vida quisiera que fuera nueva, aunque ligada a las pasadas.Debemos tener claro que ninguna fecha en particular nos puede impedir ver que la historia se desarrolla continuamente, día a día, y que ello nos obliga a revisar lo que hemos hecho y lo que aún podemos hacer. Construir proyectos y realizar acciones encaminadas a transformar nuestro entorno, sin desdeñar las oportunidades de convivir con nuestra familia y amigos, más allá del consumismo que propician o fomentan ciertas fechas. Que este 2018 sea de logros para ustedes que nos honran al leer esta columna. Feliz Año Nuevo.


gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.