• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cancelar la reforma educativa?
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 10:53 Hoy

Paideia

¿Cancelar la reforma educativa?

Gabriel Castillo Domínguez

Publicidad
Publicidad

En días pasados, algunos amigos periodistas me cuestionaron acerca de la posibilidad de que el Lic. Andrés Manuel López Obrador, de llegar a la presidencia de la república, cancele la actual reforma educativa. Sostengo que este tema se ha utilizado con un sentido electorero, para seguir atacando al candidato mejor posicionado hoy en día. ¿Por qué tanto ruido ante esa posibilidad? Les comenté que no debía extrañarnos en este país, donde sigue prevaleciendo lo que José Revueltas llamó la cultura sexenal, que un nuevo presidente busque imprimir su sello, su orientación ideológica, su visión de la política, proyecto de nación y estilo de gobernar; desde luego con el acompañamiento de un buen equipo de trabajo, de especialistas en diversas materias, consultando a la población en temas medulares y aplicando la Constitución. La educación es uno de los ejes rectores de todo proyecto de país y, por lo tanto, es imprescindible que se revise lo hecho hasta ahora, los resultados y las perspectivas.


También expresé que esta reforma, más que educativa, en sus comienzos se dejó sentir como laboral y altamente politizada, por la injerencia abierta de la organización empresarial Mexicanos Primero, que logró imponer agenda educativa denostando a los maestros, y por el objetivo de quitar a la lideresa del SNTE. Apenas recientemente, a unos meses de que termine esta administración gubernamental, se está poniendo en marcha lo relativo a la parte pedagógica de la reforma, asunto que debió ser lo primero y lo más importante, en lugar de lo administrativo-laboral que dio paso al retorno a un inconveniente centralismo, generando innumerables problemas que afectan la función sustantiva de las dependencias educativas, es decir, la de favorecer las condiciones para que los estudiantes logren aprendizajes de calidad. Para que esas condiciones se den hay que escuchar a los maestros de México, aprovechar su potencial, rescatar nuestra valiosa historia educativa y aprender de experiencias de otros países. Ello es lo que ha ofrecido quien tiene las más altas probabilidades de ser presidente de la república: 

tomar en cuenta a los principales actores educativos, apoyarlos en su formación permanente, quitar lo punitivo a la evaluación y privilegiar lo pedagógico. No hay nada que temer, bueno… lo que sí se va a cancelar son las intenciones privatizadoras de Mexicanos Primero que quisieran hacer de la educación el gran negocio. 



gabriel_castillodmz@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.