• Regístrate
Estás leyendo: Tenebras mexicanas
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 04:31 Hoy

Vivir el día

Tenebras mexicanas

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

Son varios los acontecimientos y preocupaciones que atosigan a ciudadanos por estados o por territorios, o entre comunidades. Algunos son ya de un año, por lo menos. Tal es el caso de los hechos del 26 y 27 de septiembre en Iguala, que aparejan la ignorancia de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.

Informó la Secretaría de Gobernación que el presidente Peña Nieto se reunirá el día 24 de este mes con los padres de los jóvenes perdidos y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). A más no poder "la Presidencia refrendará su compromiso en la atención integral a las víctimas, directas e indirectas, y continuará con la investigación hasta llegar al esclarecimiento de los hechos".

La Secretaría de Gobernación se apresura, una vez más, a divulgar que el Ejecutivo dio instrucciones para que los resultados y conclusiones elaborados por los expertos se incorporen a la averiguación previa que mantiene abierta la PGR. No cabe pensar que la averiguación se hubiese cerrado, si aún no, como dicen ellos, se alcanza la verdad y la justicia en el caso Iguala.

Las desventuras y preocupaciones en donde el homicidio es recurso brutal para dirimir lo mismo disputas territoriales que enfrentamientos de cárteles, con la injerencia central de las trasnacionales del narco y la trata, anejadas con secuestros, robos y negociación con infantes, obligan a recurrir a ideas y expresiones de tal nocividad que se crea un mundo de tenebras.

La causalidad que ya se dijo, no es solamente de origen mexicano, sino que es internacional de América Latina, Europa, China, ¿de dónde no? La vida, los sobrevivientes, seguirán en las luchas, las renovaciones y los fracasos, no caben las pesadumbres cabales, pues hay obras y agencias que actúan para que los perecimientos no sean mayores que los rescates y los renacimientos.

Las formas de los empeños por la vida son y han sido heterogéneos en tiempos recientes y remotos. Viene el lugar común: así es la vida, ni modo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.