• Regístrate
Estás leyendo: Matar blancos
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 15:15 Hoy

Vivir el día

Matar blancos

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

Con mitos e ideologías se ha establecido la ilusión y el engaño de que los Estados Unidos de América son una nación democrática y liberal. La verdad es que se trata de una organización de confluencias nacionales e internacionales donde el racismo ha prevalecido desde siempre, no sin algunas enmiendas.

Los homicidios en Dallas son consecuencia de una historia larga, muy larga. Así son de referirse asesinatos viles. En 2012, Trayvon Martin, un joven de 17, fue asesinado y desarmado por considerarlo “sospechoso”. El asesino fue absuelto un año después. En Nueva York, en julio de 2014, fue asfixiado Eric Garner. En agosto, en Ferguson, Misuri, muere Michael Brown, otro joven de etnia negra que iba desarmado. En noviembre 24 se exonera al policía que lo mató. En diciembre 20 dos policías neoyorquinos fueron asesinados a tiros por un negro que quería vengar a los afroamericanos muertos por agentes policiacos.

En 2015, dos policías son baleados en la comisaría de policía en Ferguson. En abril 14 un policía blanco mata a un afroamericano de 50 años, identificado como Walter Scott. En abril 19, el afroamericano Freddie Gray fallece a manos de policías cuando estaba bajo custodia en Baltimore. Y estas trágicas historias podrían retraerse a décadas.

Funcionarios federales encabezados por Barack Obama y el secretario del Interior rechazaron esta violencia, pero también indicaron que no hay justificación por el uso excesivo de la fuerza. David Brown, jefe de la policía en Dallas, dijo bien: “Lo único que sé es que esto debe de parar, esta división entre nuestra policía y nuestros ciudadanos”.

Dallas, Texas, vuelve a ser celebre porque ahí se han cometido homicidios graves. Hay sospechas de que no es tan solo el odio racial el motor de la violencia. Es aceptable la idea de que la desigualdad ante la ley es impulsora de protestas. Y así el dato de 500 muertos por disparos de policías da evidencia de la complejidad de este drama. Por ejemplo, el hecho de que en este año han sido muertos 238 blancos, 123 negros y 79 hispanos, como se llama allá a los latinoamericanos.

La población blanca se estima en 47 por ciento, la negra en 24 y la “hispana” en 16. Sobre los asesinados se registra que no huían 336, muertos en coche 83, a pie 64. Por supuesto, la mayoría de los victimados han sido hombres. Las mujeres casi no se ven innodadas.

La abundancia de este pleito ha acarreado una ira colectiva y manifestaciones en varios lugares de Estados Unidos y otras partes del mundo, pues está claro que el hecho es constante y muy ominoso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.