• Regístrate
Estás leyendo: Más leña
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 00:37 Hoy

Vivir el día

Más leña

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

El paro de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación está cercano a los cien días y, a pesar de 10 mesas de diálogo con la Secretaría de Gobernación, el conflicto entre gobiernos y disidentes ha llevado a una radicalización de sus pleitos.

El activismo ha estado marcado por delitos múltiples y pérdidas cada día más cuantiosas. Empresarios declaran pérdidas por 75 mil millones de pesos, hasta el día 12 de este mes. Los activismos incluyen bloqueos en carreteras, vías de tren, casetas de cobro y edificios públicos. Ayer bloquearon Bucareli.

Ha habido eficacia fundamental en el activismo de los inconformes. Han evitado el despido de profesores que no dieron clases por participar en marchas. También suspendieron el cese de más de 4 mil 100 docentes —reales o presuntos— que no acudieron a la evaluación en 2015.

Las acciones no han sido del todo impunes, pues se ha detenido a ocho líderes. La procuradora Arely Gómez declaró que los acusados de robo agravado, lavado de dinero, manejo de recursos de procedencia ilícita y tentativa de homicidio, Francisco Villalobos y Rubén Núñez, que han sido liberados (en más de un sentido están en la calle), no han sido absueltos, y “solo están haciendo uso de su beneficio de poder llevar su caso en libertad”.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que los acuerdos con la CNTE se harán públicos. Advirtió que hay límites para la tolerancia y el diálogo con los maestros disidentes. Políticamente es opinión amplia que entre más concesiones a los disidentes, más reclaman. Y así el trimestre de conflictos abiertos va para lejos, pues, como se dice, “entre más les dan, más quieren”.

Normalistas en Michoacán también han actuado con violencia ilegal, mediante bloqueos carreteros y quema de vehículos comerciales, ya que se han cancelado las mesas de diálogo. De manera que son varios los estados en los cuales pugnan los disidentes, no sin compañía de padres de familia y algunos otros simpatizantes.

No se sabe cuál es la pretensión o los delirios de este empeño que ha causado pérdidas cuantiosas, violencias, encarcelamientos y acusaciones de homicidios. No tiene la marca de una estrategia revolucionaria o pararrevolucionaria. Y, aunque nadie escarmienta en cabeza ajena o extranjera, hay analogía parcial con las locuras de Donald Trump, que ya se dio cuenta de sus estupideces y ya es repudiado, incluso por su propio partido y más de unos de sus compañeros de aventura desbocada e imbécil.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.