• Regístrate
Estás leyendo: "Iscuintles" políticos
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 20:31 Hoy

Vivir el día

"Iscuintles" políticos

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

Desde hace décadas, los movimientos y acciones concernientes a las elecciones políticas estatales son acontecimientos que están regidos por intereses y negocios extraños a la administración oficial.

Pero claro está que el alegato de los lucradores con elecciones y con cargos públicos vociferan y publicitan valores y luchas que conmueven o emocionan a electores.

El Instituto Nacional Electoral (INE) acreditó trampas y errores de El Bronco, El Jaguar y Zavala para estar en la boleta por el momento. Y así validó el empeño de Jaime Rodríguez Calderón, que presentó 2 millones 34 mil 403 apoyos, pero solo le admitieron 835 mil 511. Margarita Zavala se integra en la suma de mujeres que tienen eminencia política: Angela Merkel, Theresa May, Hilaria Clinton y otras muchas señoras que también anhelan y padecen las vicisitudes de la vida política amplia.

Es de repetirse que el poder es necesidad humana: poder seguir vivo, mantener racionalidades para la comunicación en las sociedades contemporáneas. También es apetito la presencia y el reconocimiento en las propias comunidades: familiares, laborales y afectivas.

Ahora en México las luchas mayores se dan en torno a la Presidencia nacional, gubernaturas y municipios. Las disputas constantes se dan entre empresas trasnacionales y mexicanas. La consecución de direcciones en la Concanaco, la Concamin y semejantes también son de diaria pugna y pretensiones.

Más que sabido es que la popó social es podredumbre, excrecencia que se advierte en las agrupaciones. Desde luego, es también realidad en las burocracias religiosas católicas o de otras confesiones.

Hoy en día se considera que Andrés Manuel López Obrador es quien podría conquistar —es eso, una conquista— la administración federal. Cree que la tercera es la vencida, pues ya lo batieron en otras dos ocasiones. Ciertamente pudiera ser que esta vez se “saque el tigre”, como tanto se ha bromeado. Si hay fraude, advierte, a ver quién doma y controla las consecuencias de otra acción marcada, preponderantemente, por la ilegalidad, las trampas y las traiciones.

Es ineludible acotar que no hay ninguna oferta o pretensión de algo semejante a un proceso político que revolucione las estructuras de poder y la dramática condición de pobreza de millones de mexicanos. Y la mediocridad de ingreso y destino de otros millones.

La porquería está implícita en todos los procesos políticos sea cual fuera la nación, y así el pato Donald Trump da golpe a Andrew McCabe, que era el número dos de la oficina federal de investigaciones y víctima de la crítica del presidente de Estados Unidos.

El reformismo es el empeño o el arreglo en las decisiones de poder. No se ve ni mucho menos que pudiera haber una alteración sustantiva de las fuerzas económicas, políticas y morales en el país mexicano.

Se chamaquean, como se dice cuando se trata de adultos, o eso parece y el autoengaño y los engaños son semejantes a los infantiles a lo que actúan los iscuintles.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.