• Regístrate
Estás leyendo: ¡Adiós Anaya!
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 17:26 Hoy

Vivir el día

¡Adiós Anaya!

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

El acoso justificado e injustificado a Ricardo Anaya ha puesto en predicamentos graves no solo la candidatura para el presidenciable queretano, sino que lo ha colocado como presunto acusado de varias ilicitudes que él niega con precisión documental.

Los agarrones partidarios entre priistas y simpatizantes de Anaya han llegado a extremos frontales. También con exhibición de documentos, las acusaciones de enriquecimiento indebido por parte del presidente del PRI lo acusan de ser un dos caras.

No la traen consigo tampoco los favorecedores de José Antonio Meade, pues mucho se ha dicho que no tiene vigores y expresiones que le pongan como un contendiente frontal y eficaz. Por eso es que Andrés Manuel López Obrador celebra los pleitos entre esos contendientes. Incluso lo llevan a afirmar que las encuestas más recientes lo colocan con casi 20 puntos de ventaja sobre Meade, del PRI, y Ricardo Anaya, del PAN.

López Obrador se inconforma por la actuación del encargado de la Procuraduría General de la República, que ha presentado documentos que no amparan al candidato panista. También Margarita Zavala, que actúa por la libre ahora, ha indicado sus inconformidades con la candidatura de derecha, ya que como tal es considerada la posición panista.

AMLO sostiene que “no es creíble” que el gobierno con menos de 30 por ciento de simpatías no meta las manos en la sucesión presidencial. También se inconforma con la candidatura de José Antonio Meade, porque según él, le falta explicar los moches que repartieron entre diputados y gobernadores cuando se aprobaron las llamadas reformas estructurales.

El destino electoral de Anaya está más que en jaque y se ha hablado de que habrá imputaciones penales por enriquecimiento injustificable. Anaya es un candidato multimillonario.

José Antonio Meade tiene tarea constante para distinguirse del actual Presidente nacional, cuyo decaimiento político es ubicuo y se entiende hoy que el priato de hecho ha fenecido por más que subsistan los enlaces entre los tres poderes mayores de México, las gubernaturas y presidencias municipales, ya con fuerte actuación de los opositores.

La terminación del sexenio federal llega a dramatizar la contienda ya muy próxima. Las colusiones y los reproches entre partidarios llevan a advertencias como la de Roberto Campa para confrontar también a Napoleón Gómez, líder sindical minero.

Inmediatamente, las consideraciones sobre la eminencia electoral de Andrés Manuel y los reproches a la bancarrota panista y sus disputas internas le hacen lo mismo a Ricardo Anaya, un aspirante que no tiene la idoneidad que se ha supuesto para encargarse del Poder Ejecutivo Federal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.