• Regístrate
Estás leyendo: A las armas
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 04:52 Hoy

Vivir el día

A las armas

Froylán M. López Narváez

Publicidad
Publicidad

Se aprovechó el foro del 103 aniversario del Ejército mexicano para aludir a la condición del propio Ejército y sus proyectos para su propia transformación, que propone como modernización. Es de atenderse la observación del secretario de Defensa Nacional en torno al cambio del sistema de doctrina militar.

Rotundamente expresó que su sistema doctrinario es un "una de las grandes trabes en las que descansa el quehacer castrense". También dijo que "se considerará gradualmente nuestra participación en las operaciones de paz; así mismo construiremos el Centro de Operaciones de Ciberespacio, como órgano de operación de Ciberseguridad y Ciberdefensa". Consideró lo que estima evolución: "respaldo a la nación, subordinándose como principio dogmático al poder civil".

También hubo ufanía, pues considera que el Ejército "es una institución de sólidos principios, de nobles aspiraciones, no de ambiciones ni de pretensiones, de hechos fehacientes, no de protagonismos, apegada a la normatividad".

En verdad, las fuerzas militares no suelen merecer repudios frecuentes. Pero el hecho de que haya imputaciones sobre la comisión de delitos contra civiles es patencia de que no son raras las acusaciones por acciones ajenas a la normatividad de la cual dependen. Es de exigirse que, como dijo el secretario, "actuarán con estricto apego a la ley para que responda por su conducta a las jurisdicción federal, común o militar". Hay casos ahora que habrá que dirimir y sancionar.

Lo cierto es que el Ejército, destacadamente la Marina, está en actividades represivas y preventivas, pues ocurre mucho que lo señaló Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León. Según él, "pasamos por momentos complicados (eufemismo para no hablar de graves) en el combate a los criminales, por eso es que no dudamos en trabajar de manera conjunta y en coordinación con el gobierno federal".

Desde décadas, los militares han cumplido tareas policiacas. Por más que por ley se entienda que su tarea mayor es para la defensa nacional. Común es que cumplan tareas policiacas. No han logrado, no se diga abatir, sino contener al narcotráfico. Oaxaca, Michoacán, Tamaulipas, Guerrero y Sinaloa son estados en los cuales no es exceso sostener que el poder civil está bajo el comando de trúhanes, a quienes no en balde se les llama delincuencia organizada, muy organizada.

Cienfuegos aludió a su subordinación dogmática al poder civil. Este siglo es patético en la cuantía de la violencia y la mortandad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.