• Regístrate
Estás leyendo: ¿Unidad Nacional?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 13:51 Hoy

Columna de Frank Lozano

¿Unidad Nacional?

Frank Lozano

Publicidad
Publicidad

En estos días se multiplican en el país los llamados a la unidad nacional, cosa que debemos agradecerle al Señor Trump. Si bien, dichos llamados son conmovedores, no siempre vienen acompañados de argumentos; apelan al sentimentalismo y a la reconstrucción de un nacionalismo simplón, cuya gran meta, es boicotear empresas y marcas originarias de Estados Unidos.

Eso es una estupidez. En primer lugar, porque muchas de las marcas que se pretenden bloquear provienen de inversionistas mexicanos, emplean mexicanos y fortalecen las cadenas productivas locales, regionales y nacionales, las cuales, por cierto, pagan puntualmente sus impuestos en México.

Pero claro, esto no importa cuando lo sustantivo es hacer gala de patrioterismo; incendiar Facebook o Twitter y solidarizarse en el autoengaño junto a los miembros de la legión de idiotas. Muy heroico.

Si uno levanta un poco la vista, se da cuenta de que, efectivamente, el país requiere unidad nacional. Pero no una basada en la comprensión de las estrategias de negociación que utiliza Donald Trump, como lo sugiere Carlos Slim. Tampoco es una unidad per se, en torno al Presidente Peña Nieto, quién no se ha cansado de darle la espalda a la población.

No se trata de unirse en torno al patético rol de víctimas, que una parte de los mexicanos está haciendo suya, cuando, por otra parte, cerramos los ojos ante la desgracia de los migrantes centroamericanos que son asaltados, violados, extorsionados o desaparecidos, en su larga travesía para llegar a la frontera.

¿Qué acaso ya se nos olvidó que ciertos colonos bloquearon la instalación de un centro de migrantes aquí mismo en Guadalajara?

La unidad nacional tan anhelada, debe provenir de un escalón más alto: de la conformación de un nuevo proyecto de nación. Ahí es donde se puede y debe encauzar el esfuerzo social, no como reacción, sino como una nueva definición del país ante un contexto global distinto. No como chantaje, sino como una decisión racional, bien ponderada e inteligente.

Los tiempos que vivimos exigen ideas, no actitudes infantiles. Necesitan análisis, no frases románticas feisbuqueras. Quienes entiendan eso, serán parte de la confección de un nuevo modelo de nación, los que no, seguirán perdidos en su fábula victimaria, en su honda estupidez.

Sería deseable el surgimiento de un movimiento que genere las condiciones de participación de todas las voces. Los recursos tecnológicos están. La necesidad de tener una agenda y contenidos, también. Si hay un boicot que debemos promover es contra las mentalidades pequeñas, y si hay una idea de unidad que debemos promover, es en torno al papel que debemos jugar en un mundo que ya cambió.

franklozanodelreal@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.