• Regístrate
Estás leyendo: Peña mide a Meade
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 14:30 Hoy

Columna de Frank Lozano

Peña mide a Meade

Frank Lozano

Publicidad
Publicidad

Muchos ven con buenos ojos la eventual nominación de José Antonio Meade Kuribreña como candidato presidencial por el PRI. Meade sería el candidato más panistas de los priistas. Un hombre formado en una familia de banqueros. Su perfil es más técnico que político. Goza de experiencia en el gobierno federal y no carga con los negativos que tienen otros aspirantes del Partido Revolucionario Institucional.

A pesar de la modificación estatutaria que recién realizó el Consejo Político Nacional del PRI, no hay nada decidido. Peña Nieto conoce a su partido y conoce a los aspirantes. Sabe que la nominación no será sencilla. Los grupos de poder que orbitan en el priismo, a diferencia de otros tiempos, no bajarán la cabeza para acatar ciegamente una designación desde los Pinos.

El Presidente está débil. Los números que arrojan las mediciones sobre la percepción de su trabajo, condicionan su margen de acción. Muchos priistas lo responsabilizan por los resultados adversos obtenidos en los últimos procesos electorales. Del 2012 a la fecha, perdió once gubernaturas y ganó en cinco. Pasó de gobernar veinte estados a gobernar catorce.

El panorama para el PRI no es el mejor. En la mente de los electores siguen frescos los escándalos de corrupción que rondan a la presidencia. La casa blanca y el conflicto de interés con el grupo HIGA. La debacle en materia de seguridad. La tragedia de Ayotzinapa. El papel de la presidencia al favorecer a Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos. Las obras deficientes que han exhibido un nivel de negligencia en la Secretaría de Comunicaciones. Los nombres de Javier Duarte, Roberto Borge, Rodrigo Medina, Roberto Sandoval o César Duarte, son solo la cara visible de una red de corrupción que aún nadie se ha puesto a hilar de fondo. Y el más reciente, el señalamiento a Emilio Lozoya, de haber recibido 10 millones de dólares como soborno por parte de la empresa Odebretch, misma que se encuentra bajo investigación en diferentes países, precisamente, por casos de corrupción.

En este escenario, es en el que Peña Nieto mide a Meade. Es también el escenario en el que Osorio Chong, De la Madrid e Ivonne Ortega, más los que se apunten, tratarán de hacer alianzas y ofrecerle al presidente, sus mejores cartas. Ante el escenario catastrófico que se le viene al PRI, el presidente debe considerar, no quien pueda ganar, sino quién va a perder con mayor decoro. En ese decoro se juegan diputaciones, senadurías, gubernaturas y presidencias municipales.

Es decir, se juegan lo que puedan recuperar en el 2021 y el 2024.

franklozanodelreal@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.