• Regístrate
Estás leyendo: Patear el avispero
Comparte esta noticia

Columna de Frank Lozano

Patear el avispero

Frank Lozano

Publicidad
Publicidad

El presidente López acusó al expresidente Calderón de haber pateado el avispero a lo tonto, respecto al tema de la guerra contra el narco. En su turno al bat, el presidente López parece haber pateado a lo tonto el avispero huachicol

Calderón llevó su obsesión de combatir a los grupos criminales al escenario que ya conocemos. Un país bañado en sangre. La fragmentación y posterior multiplicación de grupos criminales y en síntesis, un gran fracaso. 

¿Hasta dónde llevará el presidente López su delirio de emular a Lázaro Cárdenas? Detrás de la política energética de López, subyace la tentación egocéntrica del legado. Pemex y el robo de combustible le dan la coyuntura ideal para lanzar su cruzada histórica, combatir la corrupción y recuperar de algún modo el obsoleto tesoro nacional.

En el camino, el presidente López ha cambiado de relato. Un día dice que el desabasto es un invento de la prensa fifí. Otro día, califica de farsa el huachicoleo, para afirmar que todo se planeaba y ejecutaba desde un piso de la torre de Pemex, en colusión con autoridades anteriores, léase, los expresidentes. Después, habla de sabotaje a ductos, para luego, solicitarle a la población que hable con los huachicoleros para pedirles que se dediquen a otra cosa y que no roben combustible. Síndrome Chimoltrufia.

Mientras todo eso sucede, hay buques varados en el golfo de México y el WSJ publica una nota, con datos del gobierno de Estados Unidos, en donde se afirma que México disminuyó sus compras de combustible.

La secretaria del ramo, así como el director de Pemex son figuras de relleno en la tragicomedia en curso. El presidente centraliza la comunicación y más que ofrecer certidumbre, alimenta la incertidumbre. Lejos de explicar y aportar argumentos, el presidente profesa pretextos, excusas y descalificaciones.

No se dan fechas ni plazos para normalizar la situación. No se aportan nombres de los involucrados en la red de robo de Pemex. No hay denuncias presentadas de los propietarios de las cuentas bancarias congeladas. No se ha presentado a un solo criminal detenido. No se ha dicho quiénes están detrás de los supuestos sabotajes a ductos. No se explica ni se aportan datos oficiales sobre la importación de gasolina. Nada. Todo lo que se dice es verborrea, la voz del presidente, tiene la estridencia de un adolescente.

Por otro lado, a las críticas que se hacen al presidente, sus defensores responden con descalificaciones. Si señalas la torpeza, defiendes criminales. Si exiges datos, eres de los que prefieren el robo de combustible. Para patear el avispero a lo tonto, solo falta ser presidente.

franklozanodelreal@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.