• Regístrate
Estás leyendo: Las tres nuevas rémoras
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 00:57 Hoy

Columna de Frank Lozano

Las tres nuevas rémoras

Frank Lozano

Publicidad
Publicidad

Partidos ya estamos

Para las elecciones intermedias del año 2015, habrá tres nuevos partidos políticos. ¿Realmente los necesita el país? El presidente del Instituto Nacional de Elecciones, Lorenzo Córdova, afirma que sí, y dice que, “México pasará de ser un país monocolor a otro cruzado por la diversidad”.

De entrada no hay un pantone que nos indique el color monocolor. México es diverso y así seguirá. Los partidos políticos no son depositarios de esa diversidad. Bajo ese argumento, tendría que haber tantos partidos como expresiones de la diversidad existen.

Córdova también afirma que con el pluralismo se fortalece la democracia. El pluralismo es un hecho social; el fortalecimiento democrático pasa por el diseño institucional.

La participación ciudadana, la educación cívica, las candidaturas independientes, los presupuestos participativos, el plebiscito, la ratificación de mandato o la segunda vuelta electoral, por citar algunas, son el tipo de prácticas que deben plasmarse en las leyes para fortalecer la democracia, no así, la creación de más partidos políticos. Se fortalece es el sistema de partidos y en este país, eso es fortalecer monstruos.

Si revisamos la oferta de partidos políticos nacionales, lo que vemos, más que falta de representatividad, es falta de agendas. El gran problema de la representatividad tiene que ver con el pragmatismo. Hoy, los partidos políticos toman decisiones al margen de sus ideologías. La congruencia y el apego a los principios, tienen vigencia hasta que llega el primer triunfo electoral y el ejercicio del poder.

Para fortalecer la representatividad en México, tendríamos que acabar de una vez y para siempre con los actuales partidos políticos, entre los que destacan los satélites verdes, los comparsas del trabajo, los experimentados corruptos tricolores, los azulados mentecatos, las penosas tribus amarillas y los que me falten.

Ahora bien, los que llegan, ¿de verdad cree alguien que Morena representa una izquierda nueva? El chiste se cuenta solo. Reunión Social es como el PAN pero en versión patito. Y el Frente Humanista es un mazacote compuesto de aforismos liberales y sociales que suenan bonito, pero nada más.

No se ve por ningún lado que estas nuevas opciones oxigenen el discurso ni el debate. Se trata de versiones mutantes de lo existente. Su única virtud, y ojala la mantengan, es no haber ganado una elección.

Mientras tanto, nos costarán a todos los mexicanos la aventura salvadora de estas tres nuevas rémoras a las que tendremos que patrocinar para que nos adoctrinen y juren, que ellos sí son distintos, no como los otros. Y la verdad es que, qué hueva.

franklozanodelreal@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.