• Regístrate
Estás leyendo: Voltear la tortilla, ya
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 23:26 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Voltear la tortilla, ya

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

Se acerca ominosamente la temporada electoral. Cada nueva elección, en Durango, en Coahuila o en el país llega a un escenario de creciente hartazgo. Lo que debería ser motivo de ilusión se convierte en crispación.

Tenemos un sistema electoral deficiente, unos partidos verdaderamente gandallas y unos políticos en gran parte impreparados, torpes y sin rastro alguno de una vocación de servicio. Pero eso sí, duchos en mover los hilos de un sistema que sólo les sirve a ellos.

¿Qué sucede cada temporada electoral? Enfoquémonos en el accionar de los precandidatos, de los presuntos -llamémosles así- que buscan a los llamados líderes de opinión para sondearlos. Un sondeo cuyo objeto no es tomarle el pulso a lo que preocupa a la ciudadanía sino un sondeo que intenta cooptar, según se dejen, a esos líderes o bien usarlos para afinar y vestir bien a su discurso vacío.

Ellos -los presuntos- saben que los amarres verdaderamente trascendentes se realizarán, de manera obscura y secreta, con aquellos a los que los clásicos denominaron poderes fácticos: los grupos empresariales y políticos que siempre han tenido la sartén por el mango.

Hoy en nuestra ciudad y en nuestra comarca hay un campo ciudadano diferente a las contiendas anteriores. Hoy tenemos organismos vigorosos, vigilantes y activos que no se prestarán al juego de siempre. Porque el juego de siempre ya no lo juegan.

Porque han aprendido y porque se han capacitado. Quienes buscan una alcaldía o una licenciatura ya se han dado cuenta de este cambio. Lo que no queda claro es si ahora se aproximarán a estas organizaciones ciudadanas con la misma actitud. Si vendrán a buscar socios en un cambio urgente y necesario o si vendrán como el charro a la charreada: a ejecutar suertes que domen al toro furioso. Para acudir con mayor poder a los amarres con los poderes reales.

Falta ver también si los organismos ciudadanos somos capaces de darle vuelta a la tortilla y de unirnos alrededor de una agenda fuerte, realizable, común y consensada a la que el candidato alinee su programa. Si no por otra cosa, porque no le quede de otra. Volver a lo de siempre no es ya una opción.


twitter.com/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.