• Regístrate
Estás leyendo: Una razón para ponerle atención a la velocidad. O dos. O tres.
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 10:48 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Una razón para ponerle atención a la velocidad. O dos. O tres.

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

La velocidad nos está matando. Es el ingrediente primordial en los siniestros de tráfico con heridos y muertos. Si gestionamos la velocidad -y la reducimos- podremos salvar vidas.

En un país como el nuestro, el 50% de los siniestros de tráfico son causados por el exceso de velocidad.

En Torreón la velocidad máxima en toda la ciudad es de 50 kph. En ciertas zonas -demasiado pocas- es 30 kph. En las vías primarias o rápidas -bulevares, periférico- el tope es de 60 kph. Eso dice la ley. Los automovilistas dicen otra cosa. Circulando hacia el Territorio Santos Modelo a la velocidad tope de 60 kph, el suyo sería el vehículo más lento. Por mucho. La autoridad está rebasada por los infractores. Peor aún: la autoridad en Torreón no considera al exceso de velocidad como una causa de siniestro.

A 50 kph un coche en buen estado requiere de 27 metros para frenar.

A 80 kph necesita 58 metros. Si un coche impacta a un peatón a 50 kph, la probabilidad de que el peatón muera es de 20%. Si va a 80 kph sube al 80%.

Olvidemos la carretera que lleva al TSM donde no es raro ver coches a 120 kph.

En la Colón hay coches que transitan a 80 kph. Si reducimos la velocidad promedio de los coches un 5% pueden reducirse hasta en un 30% en el número de colisiones mortales.

Urge que el tema de la seguridad vial esté en la agenda de los gobiernos. Desgraciadamente esto no sucede. En las campañas electorales, como pasa ahora en Coahuila, son temas que no se mencionan siquiera. Aunque nos estén matando.

¿Que se debe hacer? La OMS sugiere cinco medidas perfectamente aplicables a nuestras ciudades: modificar las calles para reducir la velocidad; poner límites de velocidad apropiados a las funciones de cada vialidad; hacer respetar los límites de velocidad; dotar a los vehículos de tecnologías apropiadas y concientizar al público.

Cinco medidas fáciles, básicas, que empiezan por admitir que esto es un problema que debemos resolver ya, pues en ello se nos va la vida.


twitter.com/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.