• Regístrate
Estás leyendo: ¿Simple escenario?
Comparte esta noticia

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

¿Simple escenario?

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

Para algunos -solía yo contarme entre ellos- la tierra es una roca sobre la que se escenifica el drama de la vida. Un escenario. Un templete. Súmale agua, su tamaño y su posición en el sistema solar y la vida en la Tierra era una consecuencia previsible. Pues no. Las cosas son más complicadas. La Tierra es un sistema complejísimo, lejos de un puro escenario. Influye, cambia y transforma a la vida.


Más aún, los seres vivos modifican la estructura y composición de la Tierra y esto afecta a la vida. La atmósfera de hoy, con un 21% de oxígeno, 78% de nitrógeno y trazas de otros químicos, es producto de la actividad paciente y constante de cianobacterias que aprendieron a comer CO2 -el principal componente de la atmósfera antigua- transformarlo en azúcares con la ayuda de la luz solar y excretar oxígeno.


Otro ser vivo, nuestra especie, está modificando la composición química de la atmósfera vía la deforestación, la quema de gas, petróleo y carbón y la crianza de animales para comida, provocando la locura del clima.


Las cavernas en rocas calizas, como la Cueva del Pato arriba del cerro de las Noas, o las grutas del Rosario, o tantas otras, son formaciones que deben su existencia a las bacterias que respiran oxígeno y desechan CO2 (al revés de las cianobacterias que cambiaron la atmósfera). El CO2 excretado por las bacterias forma ácido carbónico al contacto con el agua, disuelve la caliza y hace huecos. Huecos que llegan a contener catedrales.


Los líquenes que veo sobre las piedras de granito del Cañón de las Canoas, al pie de la Sierra del Sarnoso, una asociación de hongos y algas como todos los líquenes, no sólo son una decoración hermosa de ocres, naranjas y rojos profundos sobre el granito, sino que desintegran la ruda roca, volviéndola arena.


El planeta no es un escenario. Es un sistema complejo, que interactúa con los seres que la habitan. Estudiarla y observarla es también divertido, también nos evoca maravillas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.