• Regístrate
Estás leyendo: ¡Que vuelva el Nazas!
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 05:50 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

¡Que vuelva el Nazas!

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

El Nazas, río al que llamamos padre, está muriendo. Lo tienen así la avaricia de quienes transforman su agua en oro y la estulticia y debilidad de la Conagua, pero también nuestra increíble incapacidad de salir a su rescate.El efímero gozo con el que recibimos la vuelta del Nazas se ha vuelto agravio y crispación.

Conagua tiró por la ventana sus protocolos y criterios de seguridad para aplacar la furia codiciosa de un pequeñísimo grupo de grandes empresarios.

Este diminuto grupo usó su poder para redefinir un criterio clave de seguridad, el NAMO o Nivel de Aguas Máximo Ordinario. Borrador y lápiz mediante, Conagua decretó que lo que el jueves era inseguro el viernes ya no lo era. No fue que milagrosamente el volumen de las aguas tras la cortina del Palmito haya descendido.

De hecho del jueves al viernes el volumen del agua retenida en la presa aumentó, no disminuyó. Conagua cuchareó los números para ceder a las presiones de un minúsculo grupo de poderosos.

¿La presión de los empresarios fue porque están desesperados? ¿Se está secando la alfalfa, el sorgo o el maíz? ¿Mueren las vacas de sed? Claro que no. Si ya no lloviera una gota en la Sierra Madre los próximos dos años, los ciclos agrícolas de 2017 y de 2018 están ya asegurados con los volúmenes almacenados al día de hoy.

¿Entonces? Se trata de modificar protocolos y criterios de seguridad para satisfacer la codicia.

Este grupito se cansó de declarar que soltar el agua por el río era un desperdicio, que esa agua era valiosísima. Dinero, vamos.El agua tiene muchos valores, muchos usuarios.

El agua de la presa es de todas los pobladores de las orillas del río. Es agua que debe servir para rellenar los acuíferos aliviando la crisis de salud pública generada por los mismos que cerraron las compuertas.

El agua debe servir para mantener la salud de los ecosistemas del Nazas. El agua debe servirnos a todos. Pero al parecer, por ahora, el agua es propiedad de ese diminuto grupo de tatamandones del agua.



twitter/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.