• Regístrate
Estás leyendo: Los dueños del futuro
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 06:13 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Los dueños del futuro

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

El 7 de octubre los laguneros supimos que Conagua había modificado el Nivel de Aguas Máximas Ordinario o NAMO de la Presa del Palmito. El NAMO es un criterio operativo que indica el nivel máximo con el que debe operarse una presa. Arriba de ese nivel, hay que extraer agua. La palabra operativa del concepto es “máximo”. Por ello, la Conagua abrió las compuertas a principios de octubre anunciando que el agua correría por el Nazas durante dos semanas.

Hubo voces en contra de la medida, señalando que era un “desperdicio”, que esa agua era “valiosísima”, que debería dejarse en la presa. Dichas voces provenían de los principales usuarios del agua, los lecheros.

El 6 de octubre los representantes agropecuarios se apersonaron en las oficinas centrales de la Conagua para exigir que se cerraran las compuertas. Resultado: se cerraron las compuertas. Así quedó negada para el agua su valor al sostener ecosistemas y recargar los castigados acuíferos de donde usted y yo bebemos agua. Existe el consenso que el agua es vida pero se impuso el criterio que, antes que nada, el agua es dinero para unos cuantos.

La trascendente decisión quedó plasmada en una hojita. El objetivo de la reunión, como consta en dicha hojita fue “Establecer una política de operación que equilibre los criterios de seguridad y reducción del riesgo hidrológico y estructural y maximizar la producción agrícola”. Ni jota de los ecosistemas o del acuífero. Cero consideraciones hacia el arsénico o la devastación ambiental.

En dos horas, entre la una y las tres, Conagua decidió cuadrar el círculo elevando el valor del NAMO. Así lo dice el acuerdo:

“Mantener el almacenamiento en la presa Lázaro Cárdenas a un volumen no mayor de 2958.3 millones de metros cúbicos” contra los 2689 del NAMO anterior.

Este viernes el volumen ya era mayor al nuevo NAMO. Las compuertas siguen cerradas, proclamando quienes son los dueños del agua -y por lo tanto del futuro- de nuestra amada región.


twitter/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.