• Regístrate
Estás leyendo: Esperando el 2 de julio
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 10:59 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Esperando el 2 de julio

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

A medida que se aproxima la elección los ánimos se crispan más. Todo adquiere matices electorales. Los rumores y las mentiras vuelan. 


El 2 de julio amaneceremos con nuevos diputados, nuevos senadores, nuevos alcaldes, nuevo presidente. Pero en el fondo serán los mismos. Reciclados.


Los coristas del jingle. Los vendedores de promesas. Los profetas del paraíso. Los pushadores del slogan. 


Los que todo el día en espectaculares, en spots de radio, cine y televisión y en mantas y volantes nos demuestran, como dice Guillermo Sheridan en su libro “Paseos por la calle de la amargura y otros rumbos mexicanos” que la mentira es redituable, que el engaño es productivo, que el crimen sí paga, que la inmoralidad es impune y que la imbecilidad tiene fuero.


En los pasados debates de los candidatos presidenciales cada uno nos afirmó que los otros son unos corruptos y unos ineptos. Estoy de acuerdo. 


Con todos. No es posible desmentir a ninguno de ellos. Esa es mi conclusión de esos tres tristes espectáculos y debe haber sido la conclusión de usted que lee ahora estas líneas. Si es que tuvo el hígado para ver los tres debates.


A estas alturas, apenas a poco más de una semana de la elección presidencial ya conocemos al ganador. Será el partido más nuevo, el que nunca ha ganado, el del candidato que más la ha buscado.


Me temo que el 2 de julio empiece nuestro viaje por el desierto de la desilusión, de darnos cuenta que cambiar un presidente no servirá de nada por más puro, visionario y valiente que sea. Que lo que necesita este país es algo más profundo y más genuino, que involucre a más gente que un iluminado y sus fieles. Sobre todo cuando tantos de esos fieles son políticos de la peor ralea, reciclados de otros partidos.


La gran mayoría de los votantes que elegirán a López Obrador como presidente lo hacen movidos por el asco y el disgusto del régimen corrupto y inepto que, creen, llegará a su fin. Espero que el 2 de julio caigamos en la cuenta que es nuestro esfuerzo ciudadano, individual y colectivo, al margen de estos partidos y estos políticos, los que nos llevarán a la tierra prometida de un México mejor. 



twitter/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.