• Regístrate
Estás leyendo: El diseño vial salva
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 19:30 Hoy

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

El diseño vial salva

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

El diseño vial mata. La infraestructura mal diseñada, por sí misma o conjurada con nuestra torpeza o nuestra proclividad para violar normas y reglas, mata. Todo diseño es propósito. Por ello es increíble que diseñemos con tal descuido que alguien pueda acabar herido grave o muerto.

El único rasgo que redime a una infraestructura mal diseñada es que es reformable, corregible. Si el diseño vial mata, el diseño vial puede salvar.

Eso hicimos el pasado viernes un grupo de activistas de la movilidad segura, incluyendo a Ruedas del Desierto, Céntrico, la Ibero, el IMPLAN y la Dirección General de Medio Ambiente de Torreón. Contamos con el apoyo clave de las Direcciones de Tránsito y Vialidad y de Seguridad Pública.

Modificamos el horroroso crucero de la Acuña y Constitución. A punta de conos de tráfico reconfiguramos banquetas y alargamos camellones. El objeto de esta intervención de urbanismo táctico era cerrar arcos de giro, adelgazar carriles, obligar al tránsito a ralentizarse sus movimientos. En suma, convertir lo que era peligroso en seguro. Los resultados fueron inmediatos, tanto así, que no se hicieron esperar los comentarios.

Oí a tres peatones preguntar qué hacíamos para luego felicitarnos por hacerles la vida más amable y más segura. Así fuera por tres horas. Un automovilista, de varios, me reclamó lo que hacíamos. “Están mal”, me decía, “están haciendo la vuelta muy cerrada, están obligando a que los camiones vayan muy despacio”. Ambas pláticas, de peatones y automovilista, me confirmaron -como si hiciera falta- la pertinencia de nuestra intervención.

Casi al terminar el ejercicio, pasadas las 10 de la mañana y ya bajo un sol de justicia, vi a un hombre de más de sesenta años, como yo, en muletas y amputado de una pierna, quizá por la diabetes, como la que padezco, cruzar trabajoso una calle Acuña adelgazada y luego el Constitución. Era la imagen justa del usuario vial para quien deberíamos trabajar -ciudadanos y autoridades- para hacer su vida amable y segura diseñando la ciudad alrededor de sus necesidades.


twitter/fvaldesp

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.