• Regístrate
Estás leyendo: Cien años
Comparte esta noticia

Columna de Francisco Valdés Perezgasga

Cien años

Francisco Valdés Perezgasga

Publicidad
Publicidad

En 1918 una gran desgracia le dio la vuelta al planeta. Por ella murieron de 50 a 100 millones de personas. Junto a ella, la primera guerra mundial -un conflicto terrible donde por primera vez se ensayó la guerra a escala industrial- no fue nada. La mal llamada gripe española atacó a gente de todas las edades, géneros, razas credos y nacionalidades aunque se cebó especialmente en los hombres y las mujeres entre 15 y 25 años de edad. Hay historiadores que la ven clave en el fin del conflicto. 

Sin carne de cañón -la juventud- no se sostiene la carnicería. 


Durante la epidemia, corrió la voz que el vaporub era un remedio eficaz, para curar el mal, o, por lo menos, para hacerlo más tolerable. Algunos piensan que esta creencia errónea fue inventada por el propio fabricante que triplicó sus ventas en Estados Unidos y se convirtió en una sensación mundial cuya fama llega hasta nuestros días. 

 
El trauma a la psique colectiva fue profundo. Quizá por ello, pasada la emergencia, empezó el olvido y perdimos la noción de la desgracia que cualquier día nos caerá de nuevo en la forma de un virus para el que seamos inmunológicamente ingenuos. 

Ya tuvimos un aviso hace nueve años con la pandemia, benigna, de H1N1. A pesar de los avances de la medicina moderna, hoy no tenemos muchas armas farmacológicas para enfrentar un virus nuevo y letal. 

Hoy, como hace cien años, nuestra mejor arma es el aislamiento social. Cuarentena a los enfermos y prohibición de las actividades masivas. 

 
Hoy los nervios están de punta por varias enfermedades zoonóticas (que brincan de los animales hacia los humanos). En particular las gripes aviares derivadas de los virus H5N1 y H7N9 así como el Coronavirus que produce la enfermedad llamada MERS. Dos grandes actividades dan alas a estas pestes: Nuestra intrusión en ecosistemas que nos llevan a contactar nuevos patógenos y la crianza de animales en condiciones nada saludables: para los animales o para quienes luego los consumimos.Como protección civil elemental la población debería saber sobre este riesgo para que, cuando llegue, sepamos que hacer. Pero me temo que no estamos poniendo atención, aún con el aviso y susto de 2009.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.