• Regístrate
Estás leyendo: Señores delegados, regresen a casa, por favor
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 22:56 Hoy

Columna de Francisco Trejo

Señores delegados, regresen a casa, por favor

Francisco Trejo

Publicidad
Publicidad

La figura de Delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), tiene ya muchos años operando en el Partido Revolucionario Institucional, tal pareciere que en el centro consideran que los priistas de provincia no pueden arreglárselas solos.

Ante la duda o temor, en el CEN del PRI, los delegados van y vienen por lo largo y ancho del país, sin embargo, es muy probable que dicha figura esté por desaparecer ante su inoperancia y conflictos que generan en el interior del país.

También es probable que a fin de quitárselos en el centro, se inventen estos “carguitos”, para liberarse de muchos políticos que no forman parte del grupo o que están en decadencia, así que aquellos delegados que muestran credenciales de EX, deben ubicarse y saber que aquellos cargos que otrora ostentaron no son purificantes en el presente.

Desde inicios de mi militancia en el tricolor he conocido a muchos delegados del CEN, que vienen en “apoyo” a las tareas del partido, correligionarios, que al llegar al terruño cuentan con trayectoria importante, sin embargo, pocos son los que vienen en realidad a trabajar, a sumarse al priismo local.

Por desgracia la mayoría de estos personajes, vienen a pasearse, de vacaciones, bueno recuerdo a algunos de ellos que se la pasaban jugando tenis en casa de un conocido empresario de la localidad, amigo del que esto escribe.

Algunos otros, circulaban por las principales ciudades del estado, degustando los riquísimos platillos de la excelente gastronomía regional, eso sí, con unos buenos tragos para no desairar la memoria del ilustre José Alfredo Jiménez.

Los personajes de marras, llegan con grandes ínfulas como si fuera necesario demostrar “poder”, pocos por desgracia, que sí los hay, son los que trabajan sin preferencias teniendo como única meta beneficiar al partido.

Cuando tuve la oportunidad de representar al tricolor en el municipio, la relación con el delegado en turno, aunque respetuosa, no fue buena, Efrén Leyva, hombre de mecha corta pero sólo con ciertas personas, gritaba e imponía, decía que era su estilo.

Esta figura del delegado debe replantearse, es probable que ayude, siempre y cuando se determine y precise su actuar, o bien desparecerla, nada pasaría, por el contrario, en muchas latitudes del país existirían menos problemas.

Lo que pasó en Guanajuato y sigue sucediendo es reprobable y como priista manifiesto mi total rechazo al actuar de los delegados en turno, la forma en que actuaron viene a dividir aún más al priismo en el Estado.

Los delegados no deben tomar partido por ninguna corriente, por desgracia siempre lo hacen, hoy favorecen a un grupo y perjudican a otro y mañana es a la inversa, el problema es ese, el inclinarse e involucrarse parcialmente.

Es lamentable que sin conocimiento de la política local opinen incluso sobre los candidatos, que con dos o tres priistas con los que siempre conviven, se atrevan a tomar decisiones, cuando no les corresponde.

Los priistas del estado decidimos lo que en pasa aquí, no necesitamos de desconocidos que ignoran el acontecer político, su intervención debe ser imparcial, por desgracia las cosas no son así y hoy son responsables de un divisionismo profundo.

Las formas que en política son fondo, están afectando al priismo local y los delegados, ahora llamados secretarios regionales, delegados generales y especiales, sumado a la tolerancia, pasividad o desconocimiento del priismo que dice representar tienen colapsado al tricolor.

Las integración de las planillas del Partido Revolucionario Institucional compete exclusivamente a los priistas del estado, no conozco al Presidente del Partido en el Estado, pero creo que no hizo valer su cargo, aunque Huerta Aboytes es un hombre con larga trayectoria y experiencia, resulta difícil creer que los “chamaquearon”, o es probable que desde un inicio estaban de acuerdo.

Es cierto que cada tres años se generan estiras y aflojas en la conformación de las planillas y que hay cuestionamientos, como me lo decía en días pasados un connotado priista, sin embargo, también es cierto, que nunca se estiró tanto la liga como ahora.

A unos minutos del término del plazo legalmente instituido para el registro tuvo lugar el de Córdoba Villalobos, pues los jaloneos, la intromisión vergonzosa de los delegados así encaminaron las cosas, lo que resulta inexplicable y la falta de oficio político.

Qué lástima, que el PRI, sobre todo en León, haya quedado desde mi óptica, aún más dividido, no puedo acusar a nadie de corrupto, pero sí de ineficiencia política, lo que estos señores delegados hicieron fue dividir y generar un ambiente de discordia

No se está a favor de ninguna corriente hacia el interior del partido, existen amigos en todas, esperemos que se trabaje unidos y se retome el espíritu de lucha y competencia, que se eviten las fricciones y se busque como instituto Político en el Estado la victoria.

Ojala y nos dejen solos, sin delegados.

terepr@trejopalominoabogados.com

ftotrejo@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.