• Regístrate
Estás leyendo: Saber perder… también con tres “r”
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 08:05 Hoy

Siete puntos

Saber perder… también con tres “r”

Francisco Gómez

Publicidad
Publicidad

1. Es cierto que AMLO y su movimiento arrasaron con los comicios del 1 de julio, pero también lo es que casi un 50% de los electores no votó por esa opción. Ellos son los que perdieron en la competencia. Algunos porque se oponían, ya por miedo al fundador de Morena, ya por considerar que su candidato era mejor. Unos más porque anularon su voto, o sufragaron en favor de Margarita, para dejar constancia de su protesta. Otro porcentaje –por fortuna minoritario en relación a otras abstenciones– ni siquiera votó y, quizá por lo mismo,…

2.… no siente pertenecer al equipo de los derrotados. Quienes sí rumian ahora su fracaso se debaten entre la depresión postdescalabro, que les lleva a no hacer nada, y la rabia que les invita a levantar una voz crítica hacia el nuevo régimen. Bienvenida esta segunda opción. Ante el monolito moreno se necesitan visiones diferentes, contrastantes, plurales, es decir, una fuerte oposición. Creo que este amplio grupo, el derrotado, precisa saber perder, y tres “r” le pueden ayudar a lograrlo: reflexionar, reconocer y redoblar.

3. En primer lugar, sería bueno reflexionar sobre lo sucedido. Hay una pregunta que puede ayudar: ¿Por qué más de 30 millones de personas apuntaron en una dirección diferente a la mía? Es cierto que pueden ser muchos los convenencieros que se suben al carrito, y ven en la nueva administración una oportunidad de negocio. Pero: ¿habrá también personas de buena voluntad, cansadas de la corrupción y el engaño, y que ven en AMLO la posibilidad de una transformación? ¿Y las multitudes de pobres, que seguirán así si no cambian las cosas?

4. Y es que, creo, también necesitamos reconocer la gran deuda social, generada en las últimas administraciones, con personas ajenas al bienestar del que solo una minoría disfrutamos. ¿Hasta qué punto nos oponemos al cambio porque nos quitará privilegios y comodidades? Es cierto que mucho se ha conseguido con trabajo honrado y tenaz. Pero: ¿Es necesario que hagamos ostentación de lujos y frivolidades? Y sobre todo: ¿Hemos participado con nuestras ideas e iniciativas en proyectos que construyan un México más justo?

5. En este mismo horizonte aparece la tercera“r”. Creo que necesitamos redoblar al menos dos elementos fundamentales en los próximos años: la ausencia absoluta de cualquier acto de corrupción y la apuesta por una vida más austera. El nuevo régimen ha insistido en que no irá en contra de los ricos ni de los empresarios, pero sí en busca de los corruptos. Si estamos libres de esta lacra no hay de qué preocuparse. Pero una buena dosis de austeridad también ayudará para rediseñar una vida más sobria y solidaria, generosa y altruista.

6. Saber perder ennoblece a quien ha sufrido una derrota. Pero para ello se necesita, creo, reflexionar con objetividad en las causas del descalabro, reconocer la participación que se tuvo en él y rediseñar la vida a partir de lo analizado. Saber perder, también, nos hará ser más competitivos… pero con nosotros mismos, venciendo a las sombras que nos impiden ver más allá de nuestras certezas,penetrando en otros puntos de vista, y entendiendo que junto a nuestras necesidades surgen otras más apremiantes, y que podemos ayudar a aliviar.

7. Cierre ciclónico. Visité Nicaragua en 1979, al poco tiempo de la salida de Anastasio Somoza y el triunfo de la revolución sandinista. Todo era alegría y esperanza en un mundo mejor, sin injusticias ni opresiones, libre, honrado. La opinión pública internacional saludó el triunfo de los jóvenes revolucionarios. Hoy, a casi 40 años, aquel grupo de muchachos se convirtió en el nuevo régimen opresor. Ya ha asesinado a más de 350 personas en dos meses. Como decía mi papá: El poder es canijo… y… a ti te lo digo m’hija, entiéndelo tú, mi nuera.

papacomeister@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.