• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué se enfría el amor?
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 09:27 Hoy

Siete puntos

¿Por qué se enfría el amor?

Francisco Gómez

Publicidad
Publicidad

1. … Puede parecer una interrogante planteada por consejeros matrimoniales o por una pareja que ve cómo se va desgastando la relación. Este paulatino descenso en nuestra energía afectiva tiene también otra dimensión, resaltada por el papa Francisco en su mensaje sobre la Cuaresma, que inicia ya el próximo miércoles. Curiosamente, la celebración de la ceniza coincidirá con la festividad del amor y la amistad, por lo que no extraña una reflexión sobre ese amor altruista o romántico, que en términos cristianos se…

2. … llama caridad. En efecto. Francisco de Roma titula su exhortación cuaresmal con una frase de Mateo 24,12 que nos puede parecer alarmista: Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría. El texto se inscribe dentro de un discurso escatológico con el que Jesús pretende no asustar, sino alertarnos sobre las mentiras, el dinero y la violencia, que enfriaban el amor en aquel tiempo, y también lo hacen en la actualidad. Es por ello que el Papa argentino propone como dulce remedio a esas plagas, la oración, la limosna y el ayuno.

3. La oración ayuda a combatir la mentira en dos dimensiones. Como un ejercicio de introspección que –dice Francisco– “hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos nosotros mismos”, y como un antídoto a los falsos profetas, los encantadores de serpientes que se aprovechan de las emociones humanas, y los charlatanes que ofrecen soluciones fáciles para problemas difíciles. Orar implica reflexionar, discernir, serenarnos para escuchar en el silencio y mirar en la oscuridad.

4.Un segundo remedio es la limosna, para escapar de la avidez y ambición por el dinero. Y es que ese acto de caridad –recuerda el Papa– “nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es solo mío”. Nos invita a practicar la caridad económica no de manera aislada y coyuntural, sino convirtiéndola en un estilo de vida. Y en una interpretación novedosa, nos pide considerar la limosna como una ocasión para participar de la Providencia de Dios hacia sus hijos: Él se sirve de nosotros para ayudar a nuestros hermanos.

5. El ayuno es el tercero de los remedios que aparecen en el mensaje, ahora contra las agresiones porque –aclara el sucesor de Pedro– “debilita nuestra violencia, nos desarma y constituye una importante ocasión para crecer”. Me llama la atención esta propuesta de unir abstención de alimento con pacifismo, sobre todo en estas culturas nuestras en las que justificamos los excesos alimenticios o etílicos para combatir las ansiedades. Quien ayuna se controla, se modera, es austero, sobrio, mesurado, pacífico… feliz.

6. De manera poética, y en consonancia con la Laudato Si, Francisco se lamenta: “También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas; los cielos… se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte”. Oración, limosna y ayuno... para que no se enfríe el amor.

7. Cierre ciclónico. Tomarse una foto con personas desconocidas es cada vez más riesgoso. Uno de los sacerdotes asesinados en Guerrero fue juzgado como criminal por las autoridades civiles, ya que apareció armado en una imagen, junto a hombres también con armas en sus manos. De nada sirvieron las explicaciones de su obispo, quien justificó la foto porque así lo exigieron quienes controlan los caminos de ese estado, y pusieron esa condición para que el padre pudiera realizar su ministerio con libertad. ¿Imprudencia? ¿Valentía?

papacomeister@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.