• Regístrate
Estás leyendo: ¡Participar en política!...
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 00:59 Hoy

Siete puntos

¡Participar en política!...

Francisco Gómez

Publicidad
Publicidad

1. … Antes, durante y después de las elecciones, se titula la Instrucción Pastoral presentada, el pasado domingo, por el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López. La firman también sus obispos auxiliares. El texto mantiene continuidad con el magisterio de pastores anteriores, que siempre se preocuparon por presentar directrices evangelizadoras en torno a un tema tan complejo como el de la participación política de los seguidores de Jesucristo. Desde el mismo título aparece el objetivo del comunicado: invitar a que…

2. … nuestra participación política sea permanente, y no se reduzca al mero hecho de votar el próximo domingo 1 de julio. El documento, de 45 apartados, inicia con una introducción en la que se plantean las clásicas dificultades que la política presenta a los cristianos. En primer lugar, con frecuencia se le ha entendido como algo muy ajeno a los intereses espirituales –de acuerdo a una concepción errónea de espiritualidad– o, por otro lado, como algo sucio, pura intriga, culto a la personalidad, palabrería vacía de contenido, demagogia, mentira.

3. Sin embargo, –y cito textualmente el número 3– “… desde sus orígenes la política, en sentido amplio, ha sido una actividad que nos distingue positivamente a todos los seres humanos, pues, aunque en uno de sus significados representa la búsqueda del poder político, también nos provoca a buscar el bien común”. Queda claro, entonces, que votar, aunque es la máxima expresión de la política entendida en su sentido estricto, no es la única forma de participar en ella: todo lo que se realiza en beneficio del bien común es una participación política.

4. La instrucción pastoral se divide en tres grandes partes. La primera, Antes de las elecciones, nos invita a prepararnos con conciencia y oración para tener un voto razonado. Necesitamos informarnos sobre –cito de nuevo, ahora el número 13– “… las plataformas y principios de los candidatos, partidos y coaliciones; analizar su perfil; ver los resultados que hayan tenido como servidores públicos; conocer y analizar los equipos de trabajo que piensan conformar en caso de triunfar; preguntarnos por su honestidad y capacidad profesional”.

5. La segunda parte, Durante la jornada electoral, nos indica que solo por una causa grave podemos abstenernos del derecho-deber de votar, que no debemos dejarnos presionar ni aceptar la compra de nuestro voto y que, en caso de detectar alguna anomalía en la casilla, como discípulos de Jesucristo tenemos la obligación de denunciar las faltas a la verdad y a la justicia. Los obispos nos recuerdan la gran responsabilidad que tenemos al emitir nuestro voto, velando siempre por favorecer los intereses de México, en especial de los más pobres.

6. La tercera y última parte, Después de las elecciones, nos invita a considerar que nuestra participación política no concluye el día de la jornada electoral. Necesitamos dar un seguimiento permanente a nuestro voto, manteniéndonos al tanto de los resultados, vigilando que las personas elegidas cumplan con su trabajo, integrándonos a los partidos políticos o a las ONG, interesándonos en los problemas sociales de nuestra comunidad, etcétera. Buscar el bien común, entonces, no es solo un derecho ciudadano, sino un deber cristiano.

7. Cierre ciclónico. El pasado miércoles, siete presbíteros y un diácono de la Iglesia Católica pidieron frenar la explotación por fracking –exploración y extracción no convencional de petróleo y gas– en Nuevo León. La petición surge porque, a principios de este mes, la Comisión Nacional de Hidrocarburos abrió licitaciones para este tipo de explotación en el estado. Ese método impacta sobre la salud pues contamina el agua, contribuye al calentamiento global y provoca sismos antropogénicos. Bien por los clérigos. Ojalá atiendan su petición.

papacomeister@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.