• Regístrate
Estás leyendo: El dinero de los políticos
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 12:10 Hoy

Siete puntos

El dinero de los políticos

Francisco Gómez

Publicidad
Publicidad

1. Como ya es costumbre, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) vuelve a cimbrar la política nacional. Su declaración 3de3, en la que presenta su patrimonio económico, causó gran revuelo por la austeridad de números que ahí aparece. El tabasqueño sostiene tener ingresos mensuales por 50 mil pesos como presidente nacional de Morena, más regalías por sus libros y pagos por algunas conferencias, montos que no fueron especificados. Otros bienes propios, como casas y terrenos, ya los repartió a sus hijos.

2. AMLO agrega que su actual esposa es la que sí posee algunas cositas: una casa en la Ciudad de México, un departamento en Puebla, un coche, dos tarjetas de crédito, un financiamiento y algunas joyas. Se sabe que ella trabaja en la academia, como profesora e investigadora. Las críticas a la declaración de AMLO no se hicieron esperar. Lo acusan de mentiroso, de mantenido, y no falta quién se pregunta cómo ha financiado su larga campaña para la próxima Presidencia de la República. Pura simulación, dicen sus enemigos.

3. Más allá de si lo declarado por el casi tres veces candidato es cierto o no, convendría reflexionar en torno a los dineros que devengan, de una manera u otra, quienes se dedican de manera profesional a la política. De entrada, es cierto que merecen un salario digno y prestaciones. Pero también lo es que en la mayoría de los casos, sus ingresos son muy superiores a los del mexicano promedio. Inclusive sobran ejemplos de funcionarios públicos en México que ganan sueldos tres o cuatro veces más que en otros países.

4. Pero quedémonos en nuestro país, y admitamos que AMLO gana 50 mil pesos mensuales. Ese ingreso, de mil 600 pesos diarios, contrasta con los 73 pesos que se autorizaron como salario mínimo para este año. Es cierto que ya casi nadie gana, por nómina, un solo salario mínimo, pero: ¿Cuántas personas pueden ganar en México 50 mil pesos al mes? ¿Por qué el presidente de un partido que busca asumir la causa de los pobres gana mucho más que esos pobres a quienes dice dedicarse? Hay dos respuestas institucionales.

5. Los funcionarios públicos, sobre todo por la tentación a la que están expuestos, tienen que devengar altos salarios para que no roben, pues con pocos ingresos estarían expuestos a tomar dinero que no les corresponde. Falso. Sobran ejemplos de corrupción en muchas administraciones públicas, no obstante los altos salarios que se destinan a quienes, mostrando una enorme ansia de riqueza, buscan adquirir todavía más, robando. No tienen límite para aprovecharse del puesto, y mientras más dinero les ponen enfrente, más se lo roban.

6. La segunda respuesta. Desde hace años, y en especial desde el sexenio de Vicente Fox, se ha explicado el sobresueldo de los altos funcionarios mexicanos con una razón empresarial: los buenos salarios sirven para poder competir con las grandes empresas, que así pagan a sus directores generales o empleados del más alto nivel. Esto supondría que, como en esas instituciones, a mayores sueldos, mayores responsabilidades... y mejores resultados. Tampoco aquí encontramos justificación. Basta ver el actual estado del país.

7. Cierre ciclónico. No nos vamos a ir en cero, y junto a la medalla en boxeo quizá caigan otras dos o tres en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Seguimos lejos no sólo de las potencias mundiales, sino de países más pequeños y con menos recursos, como Cuba y Colombia. Como cada cuatro años... y al regresar, fracasados, nuestros atletas hablarán de malos manejos administrativos, de haber vivido una buena experiencia, de tener ahora un excelente aprendizaje, de que arrojarán mejores resultados... dentro de cuatro años.

papacomeister@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.