• Regístrate
Estás leyendo: Proposiciones
Comparte esta noticia

Elitismo para todos

Proposiciones

Fernando Solana Olivares

Publicidad
Publicidad

Una línea de Kafka dice: “Miedo a la noche. Miedo a la no-noche”. El miedo es a lo desconocido. Todo es desconocido. Tenemos miedo a todo. Entonces no hay que tener miedo a nada.

***

Chejov comienza uno de sus deliciosos cuentos, El amanuense, con una línea que ha desvelado a la crítica literaria durante mucho tiempo: “Las seis de la tarde”. Esto demuestra que lo más simple es lo más complejo.

***

Hay un nuevo deporte: péguenle a López. Hay un viejo deporte: péguenle a López. Cambian la cancha y las condiciones, pero él siempre está en el juego. Poderosa identidad negativa o lo que resiste apoya.

***

Lo que nos fascina de las historias es su estructura, el cómo se muestran, la forma de narrar las cosas. De ahí la vigencia de las series: cuentan la trama en partes y luego continúan.

***

Suena extravagante pensar de nuevo en Kant y sus cuatro preguntas: ¿qué puedo saber?, ¿qué debo hacer?, ¿qué cabe esperar?, ¿qué es el hombre? Pero siguen siendo necesarias. Siempre lo serán.

***

Hay un tipo de prudencia superior postulado por Chamfort: seguir con audacia el carácter propio y asumir valientemente las desventajas e inconvenientes que pudiera acarrear. Es una sabiduría personal al pie del cañón.

***

Un amigo me manda una cita de Cervantes. Será uno de los mantras a repetir durante el impredecible 2019. Se lo dice Sancho a Don Quijote cuando lo ve muy alicaído: “Ánimo, mi señor. Ánimo, señor mío. Mientras vivimos todo es vida”.

***

El poeta John Milton escribió que la mente es su propio lugar y por sí sola puede hacer un cielo del infierno y un infierno del cielo. Nuestra cultura no nos enseña ninguna técnica para lograr la paz mental. No entiende que la mente solo se domina con la mente.

***

Todo diálogo es una confesión de ignorancia: no se sabe qué dirá el otro. Pero si uno pone palabras en su boca, o tiene respuestas antes de que termine, o se escucha a sí mismo escuchándolo, no puede dialogar. Esta es la desesperación de la hermenéutica: se discute, no se dialoga.

***

Los insurrectos chalecos amarillos franceses han cambiado el sistema de signos, la semiótica política, al elegir una indumentaria que Karl Lagerfeld, diseñador de Chanel, promovió años atrás aceptando su tosquedad pero enfatizando su condición anónima y necesaria. El feísmo como símbolo de un hartazgo común.

***

La palabra escueto en español deriva de la palabra latina scotus, escocés. Entre sus significados está “ser libre”, “sin trabas”, “sin complicaciones”, “sin equipaje”. Se aprende a ser escueto, a vivir sin trabas. Así sea en alguna discreta parte de la conciencia personal.

***

Cuando el poeta escribió que en la red no solo cuentan los hilos sino también el aire que escapa por la malla, estaba hablando de una realidad más interesante. Al final, mirar sigue siendo rodear el objeto. No un punto de vista fijo sobre los asuntos, sino los más posibles a su alrededor.

***

Un filósofo solía confesar que los límites de su mundo eran los límites de su lenguaje. Hoy, la reducción orwelliana de las palabras (un ejemplo entre tantos: “compartir”, dar una parte de algo, por “comunicar”, hacer algo común) estrecha el mundo como un nudo que se aprieta. De ahí el imperio de las imágenes: lo virtual hace creer que el mundo aminorado es sin límites.

***

La reducción presupuestaria de este gobierno para el campo, las cuestiones de género y la cultura repite un modelo ignorante y desalentadoramente conservador. ¿Es la zafiedad de la izquierda, la providencialidad del presidente, o sus límites personales de comprensión?

***

Tampoco se entiende la no mención a los miles de desaparecidos y a las víctimas de la guerra contra el crimen organizado. La transformación pasa por la recuperación del lenguaje, por nombrar con precisión los fenómenos de la realidad. La inmolación nacional y sus fosas comunes no pueden ser ignoradas.

***

La serenidad, la vigilancia, la claridad mental. La bondad, el desapego, la paciencia. El altruismo y el dominio de sí. La liberación de las emociones. Dicho así suena a autoayuda. Efectivamente lo es. Como las últimas palabras del maestro a sus seguidores: sean una lámpara para ustedes mismos. Una alta política del espíritu o tácticas para los usuarios terminales de esta época histórica.

***

Perogrulladas: ocurrirá lo que tenga que ocurrir. Cuando suceda intentará explicarse. Tal es la frustración de los oráculos, se comprenden cuando sobreviene lo que advirtieron. Pero la significación de las cosas seguirá estando en su interpretación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.