• Regístrate
Estás leyendo: Una semana con el Apple Watch
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 01:36 Hoy

Pixeles

Una semana con el Apple Watch

Fernando Santillanes

Publicidad
Publicidad

Presentado con bombo y platillo, U2 en el escenario y decenas de personalidades en el mítico Flint Center for the Performing Arts, en Cupertino, California, por fin llegó a México el Apple Watch. A una semana de probarlo, verlo, picarle, bajarle apps y, por supuesto, ver la hora, me he dado cuenta que este gadget es una nueva categoría: la tecnojoyería.

Durante los últimos años hemos visto una buena cantidad de relojes inteligentes en el mercado. Unos con buenas funciones y adaptación que forman parte de este nuevo ecosistema de wearables, y otros que simplemente no encontraron su espacio en las muñecas de los usuarios.

Pero todos éstos que ahora son, en su mayoría, Android Wear, fueron fabricados en serie y sin realmente pensar en ser un accesorio que herede el detalle y finura con la que muchos relojes tradicionales de grandes marcas son hechos.

En este sentido el Apple Watch es una joya.

¿Por qué digo esto? Bueno, empezando porque cualquier versión de Apple Wat, la Sport, la Watch o la Edition, tiene aluminio, acero u oro, que ha sido rediseñada y escogida —según Apple— para, además de ser más resistente, lograr esa sensación de que te estás poniendo un reloj que no es de juguete.

Las correas es el otro mercado de Apple Watch que tiene un gran futuro y que complementa este concepto de tecnojoyería. Desde las más sencillas, pero funcionales de Fluoroelastómero para hacer ejercicio, Apple busco a peleterias en Italia, España y Holanda, algunas tienen cientos de años haciendo artículos de piel, que tuvieran la capacidad de hacer estos artículos en buenas cantidades y que lograran dar una experiencia premium a un gadget.

El reloj que probé, la edición Watch, tiene una pantalla de cristal zafiro que después de pegarle un par de veces en el metro, en las mesas de la oficina y hasta en la pared de mi casa, no se rayó o sufrió daño alguno. Su peso es como el de un reloj de acero normal, que hace que no se siente pesado, sino sólido y, digamos, con personalidad.

Los sensores de la parte trasera para medir el pulso cardiaco son más precisos y rápidos que los que hemos probado en relojes Android que ofrecen características similares y el sistema de medición de actividad física innova en presentar no un simple conteo de calorías y pasos, sino del movimiento en general que haces para que puedas analizarlo a detalle.

Contestar llamadas, en una experiencia en la que pareces El Santo llamando a Blu Demon, es funcional y óptima, con un buen micrófono y bocinas integradas al reloj, pero que creo sirven más como un pérame tantito y contestar en el iPhone que para hablar largo y tendido en el reloj.

La batería es un tema que no se podía explicar a menos que lo usaras y fue una sorpresa descubrir que es el reloj que más vida ha tenido por carga. En un uso rudo de checar mensajes, contestar correos con voz, hablar con Siri y controlar mi música, Apple Watch logró más de 24 horas sin necesidad de una recarga.

Las apps disponibles son ya varias como la de MILENIO, que ha adaptado su interfaz para encajar en cualquiera de los dos tamaños del reloj, 42 y 38 mm, que créanme hacen una diferencia cuando se trata de estilo y moda.

Las caras del reloj pueden personalizarse con detalles como el color, fase lunar, citas, batería, en fin datos útiles, pero que aunque hay algunas muy llamativas y creativas como las de flor, mariposa, medusas de mar y, por supuesto, la preferida Mickey Mouse, en esto Apple va un paso atrás versus Android Wear, que debido a la apertura de su sistema operativo ha permitido que muchos desarrolladores hagan más contenido para personalizar.

Y no solo en esto WatchOS se siente un poco incompleto, no es malo, pero hay detalles que podría haber aprendido de su competencia para realmente tenerlo listo en el lanzamiento como notificaciones a terceros, en el caso de apps como WhatsApp o Gmail, que si bien te llegan y te permite verlas, no puedes responder con voz o texto ninguno de estos mensajes. Pero tampoco es algo grave, pues se ha dicho que la segunda versión del sistema operativo permitirá que los desarrolladores hagan posible todo esto y más, así que solo es cuestión de tiempo.

Ni hablar del de oro de 18 quilates que en México cuesta hasta 315 mil pesos, pues es lo mismo, solo que una versión para millonarios, pero el éxito de Apple Watch está comprobado. A una semana está agotado en la Ciudad de México y muchos quieren más. Este reloj es para los que usan iPhone, pero también para los que quieren un gadget con estilo que no sea de juguete, que realmente sea un accesorio que te vista y que no solo uses. Así que a ver la hora y a jugar con una nueva pantalla.

fernando.santillanes@milenio.com

http://twitter.com/santillanes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.