• Regístrate
Estás leyendo: Así es un concierto en realidad virtual
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 07:46 Hoy

Pixeles

Así es un concierto en realidad virtual

Fernando Santillanes

Publicidad
Publicidad

Vance Joy es uno de los cantantes australianos más famosos de los últimos años, un joven que logró el éxito con un sencillo llamado “Riptide”, que con un toque folk-pop llegó a los llamados top charts.

Ayer estuve en su concierto en el anfiteatro de Colorado Red Rocks; duró una hora y media, canté un par de canciones, comenté con los que estaban sentados a mi lado la buena interpretación del cover que hizo Joy de “All night long”, de Lionel Richie, y de “Sorry”, de Justin Bieber, que logró con unos cuantos cambios en los instrumentos y la melodía que hizo se escuchará distinto sin perder la esencia.

La gente coreó, gritó, se la pasó bien. Cuando terminó el concierto me despedí de mis nuevos amigos y un minuto después apague la luz y me dormí.

El concierto se realizó a 2 mil 758 kilómetros de mi casa, pero pude “estar” ahí, en el mejor asiento gracias a una nueva app llamada Oculus Venues y el visor de realidad virtual Oculus Go.

Fue el primer concierto que se transmitió mediante esta nueva forma de ver un evento masivo en vivo con una calidad de imagen excelente, audio inmersivo y, además, la posibilidad de convivir con otros en tiempo real para llevar a un nuevo nivel las experiencias virtuales.

Y es que la realidad virtual tiene aún un largo camino que recorrer y para mí está en la etapa del blanco y negro, si la comparamos con la televisión en sus inicios. Pero una crítica en esta temprana edad del VR es que podía aislar más a los usuarios y hacer que vivieran en un mundo de fantasía sin nadie más real a sus alrededor.

Este tipo de iniciativas desmitifica esa creencia, pues mediante avatars muy rudimentarias, tal vez, pero bien hechos, cada uno de los asistentes al concierto vía Oculus Venues, pudimos convivir, platicar con el micrófono que trae incluido el visor, y cantar al mismo tiempo en el anfiteatro.

La app te da la opción de regular el volumen de los comentarios, de la música, incluso si no quieres convivir, de irte solo a verlo en un palco y el campo de visión es increíble pues las tomas virtuales te hacen estar en primera fila, en backstage o a lado del escenario. Una experiencia que en la vida real sería imposible.

Además puedes elegir distintos asientos y cambiarse durante el concierto de perspectiva para poder disfrutar del espectáculo.

Este no fue un concierto grabado, fue totalmente en vivo, podía ver a las personas que sí estaban físicamente en el lugar, sentados o parados frente al escenario, mientras los otros asistentes virtuales veíamos y escuchábamos al mismo tiempo a Vance Joy; es un espacio que ese público no veía pero que nos hacía estar junto a ellos.

En los próximos días la misma experiencia se repetirá para ver partidos en vivo de la MLB, más conciertos, y Facebook aseguró que pronto también habrá futbol, ¿se imaginan ver en el mejor asiento un partido del Barcelona, el Real Madrid, la Juventus o el Manchester United sin salir de casa y no como en la televisión, sino sintiéndose realmente ahí?

No es ciencia ficción ni una tecnología inaccesible, sino una nueva forma de entretenimiento, tal vez de ver el mismo concierto con tu amigo o familiar que no vive en el mismo país, pero que de esta forma pueden convivir, estar de nuevo ahí, gracias a la realidad virtual que, insisto, está en pañales, imagínense cuando madure más.

fernando.santillanes@milenio.com
Twitter: @santillanes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.