• Regístrate
Estás leyendo: ¿La Jefa del Jefe?
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 05:19 Hoy

Ganar Ganar

¿La Jefa del Jefe?

Fernando Royo

Publicidad
Publicidad

En Bonito lio se metió el Gobierno de Coahuila, no se les hizo poco el desastre financiero que traen con la mega deuda y el destino de miles de millones de pesos.

Tampoco se les hizo poco, quitar trabas, a través del “autónomo” Congreso Estatal, para incrementar la deuda hasta por 2,500 millones de pesos más, sin siquiera pedir permiso en este año electoral.

El pasado mes de septiembre el periódico Reforma, sacó a la luz pública el resultado de una investigación sobre empresas fantasma, si, de las que no existen, de las de papel, a las que el Gobierno del Estado, de manera muy “extraña”, solo este año les pagó, 160 millones de pesos. De entrada, el Gobernador, negó conocer del asunto, y sólo dijo que se iba a investigar, cuando la investigación ya estaba hecha.

Posteriormente sin que hubiera algún resultado, se dijo indignado, pero siguió el hermetismo, hasta que empezó a fluir información a la luz pública que llegaban a alturas insospechadas en la esfera gubernamental.

Ante la falta de información oficial, que le apostaba al olvido, tuvo que ser el mismo medio de comunicación, quien descobijó a la poderosísima Secretaria de Infraestructura del Gobierno de Coahuila, María Esther Monsiváis Guajardo, señalándola como dueña de la empresa Rivera Álamo, quien por lo menos ha facturado por concepto de cobijas, electrodomésticos y bolos, aproximadamente más de 24 millones de pesos y se sabe de otra cantidad similar el año pasado.

Monsiváis, quien lleva más de dos décadas al amparo de los Moreira, es la operadora más importante, incluso allegados de ella, afirman que es la persona más importante en la esfera gubernamental Coahuilense, la Jefa del Jefe, ¿será? También llama la atención el trato cordial que recibió al renunciar.

En el mismo sentido de protección y de manera muy extraña, el paladín anticorrupción, Enrique Ocho Reza, también Presidente del PRI, pidió “investigar las empresas fantasma, pero aclaró, no al Gobernador”.

En fin esta es otra historia de terror de Coahuila, por lo que la Sociedad se pregunta, ¿hasta cuándo?, porque mientras en el Gobierno viven como Magnates, en el resto del Estado se sufren las consecuencias de sus irresponsabilidades y corruptelas.


feroyo@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.