• Regístrate
Estás leyendo: Salvador Allende, presente
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 14:54 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

Salvador Allende, presente

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

En los 60’s, las condiciones sociales, económicas y políticas de Chile, de pobreza, injusticia, desigualdad, y sobre todo, de explotación de sus recursos naturales, principalmente el cobre, por parte de Estados Unidos, produjeron un movimiento ciudadano y de partidos en el país, que formó la Unidad Popular UP, parecida a lo que fue el Frente Democrático Nacional FDN, de México, en 1988, que aglutinó a los partidos de centro izquierda y de izquierda, y que en 1970 ganó las elecciones presidenciales con el Doctor Salvador Allende Gossens.

La trascendental importancia del triunfo de Allende, estribó en que fue el primer presidente socialista en la historia del mundo en llegar al poder sin las armas, como sí lo hizo Fidel Castro en Cuba, 11 años antes, porque allí no había democracia; como sí la hubo en Chile; y cuyo hecho impactó al mundo, y motivó que en Torreón, inmediatamente, el profesor Mario Cepeda, le pusiera a su secundaria “Dr. Salvador Allende”, y él que esto escribe, en su natal Matamoros, a la Preparatoria Nocturna Matamoros, le pusiera “Compañero Salvador Allende” a raíz de su derrocamiento y muerte por parte del Victoriano Huerta, de Chile, Augusto Pinochet Ugarte, el 11 de septiembre de 1973; pues nos identificamos con el ideal de democracia de Allende; más viable que el de Francisco I. Madero.

En México, no se reconoció el triunfo del pueblo en las elecciones presidenciales de 1988 con Cuauhtémoc Cárdenas, y de 2006, con Andrés Manuel López Obrador, para que hubiesen llegado al poder políticas públicas que favorezcan más a las grandes mayorías, que a unos cuantos; por lo que persisten las condiciones que hacen necesaria una verdadera transformación en México; por eso es que el ejemplo de democracia de Allende, está presente en nuestro país.

Y si Huerta duró unos cuantos meses en 1913, usurpando el poder, y fue derrocado con los armas en la parte más sangrienta de la Revolución, por Carranza, Obregón, y otros, que sólo buscaban favorecerse a ellos y a su grupo; en Chile tardaron 17 años en derrocar al chacal Pinochet, pero con un referéndum en el que triunfó el pueblo, después de haber sido despreciado en el mundo y aún expulsado de países en Europa a los que llegó de visita.

Todas las comparaciones son odiosas, dicen los que no les convienen; pero Chile, desde que echó del poder a Pinochet, en 1990, vive una verdadera democracia y una auténtica transformación con presidentes y presidentas como Michelle Bachelet, con un Estado de bienestar social.Por lo que la muerte de Allende,ocurrida hace 43 años, no fue en vano.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.