• Regístrate
Estás leyendo: Reducir los altos sueldos públicos
Comparte esta noticia

Columna de Fernando Rangel de León

Reducir los altos sueldos públicos

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

Los salarios mínimos son una garantía constitucional para asegurar la subsistencia de los trabajadores y la de sus familias; fijándose con base en sus necesidades y en las posibilidades de los patrones, quienes tienen que adquirir los instrumentos de la producción, pagar impuestos y cuotas obrero-patronales, y adquirir toda clase de insumos necesarios para el funcionamiento de las fuentes de trabajo. 


De ese equilibrio de los factores de la producción: capital y trabajo, el Estado debe de sacar lo mejor de las enseñanzas para establecer estándares de sueldos de sus servidores públicos, teniendo como divisa elevar lo más que se pueda a quienes menos ganan y reducir los sueldos a los que más ganan, a fin de hallar la equidad en unos y otros, pues el trabajo de todos ellos es el mismo: el servicio público; toda vez que ya es intolerable que mientras los de abajo ganan a veces hasta dos salarios mínimos diarios, los de arriba ganan decenas de miles de pesos al mes.

 
Pero el que de plano no tiene desperdicio es el sueldo de 650 mil pesos mensuales que gana el Licenciado Luís María Aguilar, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y es por lo que se opone férreamente a que se le reduzca su sueldo a 108 mil pesos mensuales que ganará el Presidente de la República, Licenciado Andrés Manuel López Obrador, a partir del próximo primero de diciembre. 


El Presidente de la Corte, además de seguir ese ejemplo de AMLO, estaría cumpliendo el mandato constitucional que claramente dice que: ningún funcionario público podrá tener un sueldo mayor que el del Presidente de la República. 


Pero para que la desaparición de la corrupción sea total en el país, es necesario que los gobernadores, secretarios de estado, magistrados, diputados locales, alcaldes y todos los altos servidores públicos, reduzcan sus sueldos por lo menos a la mitad de los actuales; porque los altos sueldos son una forma de corrupción, porque éstos son autoasignados por ellos mismo; y en lugar de ello, deberá asignarse la mayor cantidad de recursos a la obra y al servicio público, que es para lo que todos pagamos los impuestos. 



rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.