• Regístrate
Estás leyendo: Olimpiadas de la paz
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 22:40 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

Olimpiadas de la paz

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

Dentro de muy pocos días, el 5 de agosto, serán inaugurados los XXXI Juegos Olímpicos en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil; siendo la segunda vez que se celebran en Latinoamérica; pues la primera ocasión fueron en la Ciudad de México en 1968 (XIX), y la tercera vez en el hemisferio sur; a clausurarse el día 21 del mismo mes.

Esta Olimpiada tiene como marco una serie de actos terroristas que han tenido lugar en Francia, Orlando, Florida, y Múnich, Alemania; por lo que estos juegos deben de servir para recordar que estos juegos se originaron en Olimpia, Grecia, entre los años 776 a.C y 393 d.C.; para celebrar la paz entre los pueblos.

Esos pueblos veían en los deportes de la época el mejor instrumento de salud mental y moral entre la población para convertir la rivalidad de la fuerza bruta en competencias de fortaleza física y moral para alimentar el orgullo de pertenencia a su pueblo.

Después de algunos siglos de no celebrarse Juegos Olímpicos, por la formación de las naciones y el nacimiento de los Estados; una vez que se consolidó el concierto de las naciones en el mundo; en el siglo XIX nació el proyecto de realizar olimpiadas modernas; basadas en las griegas.

Fue el noble francés Pierre Fredy de Coubertin, quien organizó el Comité Olímpico Internacional en 1894; contando para ello con loa países de buena voluntad y practicantes de la confraternidad humana sin importar la raza, el color, la lengua, la nacionalidad, la religión, etc.

Los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna empezaron en Grecia, a partir del 6 de abril de 1896 hasta los que están por celebrarse en nuestro hermano país careoca, con excepción de 1916, 1940 y 1944, debido a la primera y segunda Guerras Mundiales; y se celebran cada cuatro años.

Pero ni las mismas olimpiadas, que nacieron como llamadas de paz entre los pueblos, han estado exentas de actos terroristas, como los que ocurrieron en 1980 y 1984; en que personas desquiciadas atentaron contra deportistas participantes en los Juegos Olímpicos.

Pues el terrorismo lo que busca es precisamente aterrorizar a la gente; por eso busca los escenarios y los eventos más trascendentales para llamar la atención; por lo que una buena medida para combatir el terrorismo es no magnificar sus actos.

La inminente Olimpiada en Brasil, será la primera en la historia de países de habla portuguesa, como son la madre patria Portugal, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Angola, Mozambique, Timor Oriental y Santo Tomé y Príncipe; y se deben a las gestiones de los presidentes de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva y Dilma Russef.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.