• Regístrate
Estás leyendo: Las lecciones de 1985
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 14:22 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

Las lecciones de 1985

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

El terremoto del 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México, no sólo causó muertes, heridos, desaparecidos, múltiples y cuantiosos daños materiales y económicos, como la destrucción de hospitales, escuelas, hoteles, restaurantes, etc.; sino que también dejó enseñanzas que sirvieron de lecciones al país.

La incapacidad de los gobiernos priistas de Miguel de la Madrid Hurtado, en la Presidencia de la República; y de Ramón Aguirre Velázquez, en el entonces Departamento del Distrito Federal o Regencia, fue suplida con creces por la sociedad civil que tuvo la capacidad de organizarse para hacerle frente a los estragos causados por el terremoto, salvando vidas, trasladando heridos a los hospitales para darles atención médica, sacando desaparecidos dentro de los escombros, etc.

Fueron miles de héroes anónimos de la sociedad civil que evitaron que el número de las víctimas fuera mayor e impidieron que los daños aumentaran; distinguiéndose entre ellos los famosos “hombres topo” y Plácido Domingo, quienes en su tarea de salvación pusieron en peligro su propia vida; pero que sirvió para que otros ciudadanos siguieran su ejemplo.

La principal lección del temblor, de hace 30 años, es que la sociedad civil sabe que puede salvarse así misma sin gobierno y aún en contra del gobierno, como lo demostró en las elecciones de 1988, en las que los candidatos del Frente Democrático Nacional FDN, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, les ganaron las senadurías del Distrito Federal, a Joaquín Gamboa Pascoe y al arquitecto Pedro Ramírez Vázquez; y Roberto Robles Garnica y Cristóbal Arias Solís, ganaron las de Michoacán, y Cuauhtémoc Cárdenas, la Presidencia de la República, al “innombrable”.

Y desde entonces, el gobierno del Distrito Federal ha estado en poder de la oposición, gracias a que ya lo elige el pueblo; dando magníficos resultados en obras y servicios públicos, y otras muchas transformaciones y mejoras que no realizaron los regentes o jefes del Departamento del Distrito Federal, que eran empleados del Presidente de la República, en turno, quien los designaba.

Ojalá y que ese ejemplo cunda en toda la república; pero principalmente en Durango y en Coahuila, cuyos gobiernos estatales jamás en su historia han estado en poder de la oposición; y lo cual no solamente es necesario, sino urgente; para que se beneficien regiones de ambas entidades, como La Laguna. Otra de las lecciones es la cultura de protección contra los temblores, que se institucionalizó con el nombre de “Día Nacional de Protección Civil “, en 2001; que obliga a realizar en el país acciones de simulación contra los temblores.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.