• Regístrate
Estás leyendo: La expropiación petrolera
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 10:45 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

La expropiación petrolera

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

La expropiación fue porque las empresas petroleras nunca hicieron obra social alguna, como hospitales, escuelas, agua potable, salubridad, electrificación, caminos, etc., en las poblaciones en las que tenían pozos petroleros, ni mejoraron las condiciones de trabajo de sus obreros.

Tampoco acataron el laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, que las condenó a pagar 26 millones de pesos al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, por concepto de utilidades, con base en pruebas periciales contables, dentro de un juicio laboral de naturaleza económica iniciado desde 1937; el que reclamaron en juicio de amparo en la Suprema Corte de la Justicia de la Nación SCJN.

Tampoco acataron el fallo de la SCJN; por lo que viendo el Presidente Lázaro Cárdenas, que el petróleo es indispensable para la economía del país; tomó la decisión de la expropiación petrolera, por causas de utilidad pública y mediante el pago de una indemnización; para la que el gobierno no tenía con que pagarla; por lo que uno de sus asesores le dijo: “hágase lo que se debe, aunque se deba lo que se haga”.

Para la expropiación petrolera el general Cárdenas, contó con la Confederación de Trabajadores de México CTM, dirigida por su fundador Vicente Lombardo Toledano, organizaciones sociales y culturales y la asesoría de grandes ideólogos de la Revolución Mexicana, como Narciso Bassols, Jesús Silva Herzog, padre, y otros por lo que a las 10 de noche del viernes 18 de marzo de 1938, leyó al país el decreto expropiatorio de los bienes de las empresas petroleras; pues los pozos petroleros, por mandato constitucional, son del dominio de la nación.

El apoyo del pueblo se hizo sentir con la asistencia de alrededor de 100 mil personas en un mitin en el zócalo capitalino; el respaldo del mismo clero católico y de otros grupos conservadores del país, y de todas las clases sociales, que cooperaron hasta con gallinas para el pago de la indemnización, siendo significativo que Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, de apenas 4 años de edad, recibía aportaciones en su alcancía de barro en forma de “marranito”, de la mano de su madre Amalia Solórzano de Cárdenas, afuera de la catedral metropolitana.

En seguida de la expropiación vino la nacionalización del petróleo, creándose la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos PEMEX; para cuya operación el presidente Cárdenas, fundó el Instituto Politécnico Nacional IPN, para reforzar a los ingenieros egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM; y así prescindir de técnicos e ingenieros extranjeros.



rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.