• Regístrate
Estás leyendo: Fortaleza y debilidad de Riquelme
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 11:41 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

Fortaleza y debilidad de Riquelme

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

La mayoría de los alcaldes de Torreón han dejado una huella indeleble en obras públicas en la ciudad, que cada vez que la ciudadanía las observa y las utiliza, son recordados con cariño, como el Parque Fundadores (antes zona de tolerancia desaparecida por Carlos Román Cepeda González), la modernización de los bulevares Independencia y Diagonal Reforma, hermoseamiento del Bosque Venustiano Carranza, construcción del Bosque Urbano, la Plaza Mayor, la nueva Presidencia Municipal, y otras, en los últimos 25 años.

Cómo olvidar esas y otras obras de los exalcaldes Jorge Zermeño Infante, Guillermo Anaya Llamas, José Ángel Pérez Hernández, Eduardo Olmos Castro, entre otros; y que les han valido seguir en el servicio público por la voluntad popular, en reconocimiento a su trascendental labor; continuada por Miguel Ángel Riquelme Solís, cuyas obras públicas vienen a ser hasta ahorita la joya de la corona, pues las bases de la construcción de la Ciudad DIF, del Teleférico y del Transporte Metropolitano; la donación del terreno para la construcción de la Ciudad Judicial Federal, el Complejo Deportivo y Cultural “La Jabonera”, el Paseo Morelos, entre otras, son obras sin precedente alguno que hacen resurgir el Torreón de los 30’s, 40’s y 50’s, con el Estadio de la Revolución, el alumbrado mercurial; y que hicieron posible el conjunto arquitectónico del Banco de México, el Hotel Elvira (Palacio Real), Edificio Monterrey, Casino de La Laguna, Edificio del Banco de La Laguna (Scotiabank Inverlat), Edificio González Cárdenas, y otros; y que fue emblemático de Torreón.

Esa es una de las principales fortalezas de Riquelme para enfrentar a la oposición en su carrera para alcanzar la gubernatura de Coahuila en las elecciones del próximo 4 de junio, que lo hace estar en una posición poderosa; fortaleza que obtuvo gracias al incondicional apoyo y al derroche de recursos públicos que en su favor le brindó el gobernador Rubén Moreira Valdez, quien descaradamente lo destapó con mucha anticipación como candidato del PRI, en agravio de aspirantes capaces y experimentados como Javier Guerrero García, y que le provocó una desbandada de grandes personajes.

Por lo que esta fortaleza de Riquelme, de deber su candidatura a Moreira II, constituye a su vez dialécticamente su principal debilidad; porque la ciudadanía ya no está dispuesta a soportar 18 años de Moreirato; y ve en él a Moreira III; y por eso y nada más por eso no solamente quiere sino necesita la alternancia.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.