• Regístrate
Estás leyendo: El populismo
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 07:58 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

El populismo

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

En la historia se ha denominado a los hombres y grupos políticos, según sus ideas y tendencias políticas; siendo las denominaciones más conocidas la de izquierda y de derecha, que tienen su origen en la posición de las curules que ocupaban los diputados en la época de la Revolución Francesa, en su recinto camaral; llamándoles izquierdistas a los revolucionarios porque estaban del lado izquierdo, y de derecha a los que querían mantener los privilegios de la monarquía, porque estaban del lado derecho.

En México se les llamó insurgentes a los que se insurreccionaron contra el Virreinato, el gobierno español en nuestro país, buscando la independencia respecto de España, y pretendiendo dejar de ser una colonia y queriendo un cambio para mejorar al pueblo; y realistas a quienes seguían al rey español y querían seguir conservando sus injustos privilegios.

En el México independiente se les llamó centralistas a quienes querían un gobierno desde la capital para toda la periferia del país; y quienes consideraban al pueblo incapaz de gobernarse en la provincia; en contraposición de los federalistas, que creían en que la población podría darse sus propios gobernantes en sus mismos lugares en que estaba asentada; así fuera el más recóndito lugar del territorio nacional.

Luego vinieron los conservadores, que querían mantener los privilegios que habían tenido durante la Nueva España; contra los liberales que querían desaparecerlos para que el pueblo pudiera progresar intelectual, política, económica y religiosamente; y cuyo triunfo más trascendente es la separación de la Iglesia y el Estado; durante la Reforma.

El Porfiriato, que era un conservadurismo basado en el orden, paz y progreso, produjo una parálisis y desigualdad social y económica, y una dictadura política, que crearon las condiciones de hartazgo para que el pueblo se alzara en armas para alcanzar un cambio brusco, violento; llamándoles a quienes lucharon por ello, revolucionarios.

Después, esa Revolución fue usurpada por lo que ahora es el PRI; rebelándose contra él los comunistas y socialistas, por la izquierda; y el PAN, por la derecha; pero ahora resulta que ahora el régimen político dominante es del PRIAN.

Ante ello lo único que puede defender a la sociedad toda, sin distingo alguno, es lo que se denomina populismo, ver por el pueblo antes que por el capitalismo salvaje y el neoliberalismo deshumanizado; y al que se le quiere satanizar para no ser bien visto por el pueblo; para seguirlo explotando.

Así se hizo también con los insurgentes, los federalistas, los liberales, los revolucionarios y los izquierdistas; y ahora son héroes; lo que quiere decir que solamente muertos el sistema los reconoce; como a su turno reconocerá a los populistas.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.