• Regístrate
Estás leyendo: El Palacio Federal
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 06:49 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

El Palacio Federal

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

Para concentrar en un solo lugar sus dependencias en la extensa provincia de México, los gobiernos de la República construyeron grandes edificios en las más importantes ciudades, a los que les llamó palacios federales.

El gobierno procuraba construir los palacios federales en el centro de las ciudades, y si había algún sitio histórico, pues de preferencia lo escogía; como el Palacio Federal de la ciudad de Chihuahua, que se edificó en el lugar donde se ubica la celda en la que estuvo preso Miguel Hidalgo y Costilla, y de la que lo condujeron al antiguo Colegio de los Jesuitas, para fusilarlo el 30 de julio de 1811.

También buscaba el gobierno con la construcción de palacios federales, hacer un reconocimiento a la solidaridad de la población con las obras y los programas gubernamentales; como lo hizo con el pueblo de La Laguna, que acogió con beneplácito y respondió con trabajo al Reparto Agrario del 6 de octubre de 1936.El reparto agrario en La Laguna fue el segundo detonante para el progreso, desarrollo y crecimiento de Torreón, y de la región; el primer detonante fue el ferrocarril en 1883.

Por lo que ante la pujanza del pueblo y el promisorio futuro de Torreón y de La Laguna, el gobierno de Manuel Ávila Camacho, no escatimó recursos para la construcción del Palacio Federal, que es el más grande del país, y que inauguró en compañía de Lázaro Cárdenas, el 5 de octubre de 1946, un día antes de que se cumplieran 10 años del Reparto Agrario.

Se cuenta la anécdota de que los miles de laguneros, de Coahuila y de Durango, concentrados el día de la inauguración en la avenida Juárez, frente al Palacio Federal, cuyos balcones fueron improvisados como presídium, al escuchar el nombre del Presidente Ávila Camacho, los aplausos no se hicieron esperar; pero al oír el nombre del general Lázaro Cárdenas, fueron superados, a tal grado que el “Tata” se encogió de hombros sumamente apenado por estarle robando “cámara” al Presidente.

Han transcurrido 70 años del Palacio Federal de Torreón, y en estos últimos sexenios, en pleno neoliberalismo y en abierta privatización del Estado, el gobierno lo ha dado en administración a particulares; quienes han declarado que con las obras actuales de remozamiento, que tendrán un costo de alrededor de 100 millones de pesos, será de primer mundo; por lo que los precios de las rentas de las oficinas públicas se elevarán estratosféricamente.

De manera que seguramente al Palacio Federal le quitarán su arquitectura de aspecto soviético y le eliminarán sus cuatro grupos escultóricos que representan: la “agricultura”, la “industria”, la “educación” y el “deporte”.


rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.