• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-10
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 09:52 Hoy

Columna de Fernando Rangel de León

2017-09-10

Fernando Rangel de León

Publicidad
Publicidad

El mal llamado Derecho de Alumbrado Público DAP, desde que se empezó a cobrar en Torreón, ha sido cuestionado porque no es un derecho en el sentido de ingreso público, y porque lo cobra el municipio a través de la Comisión Federal de Electricidad CFE; la que en los recibos de consumo de energía eléctrica carga a los usuarios un porcentaje sobre dicho consumo por concepto del DAP; elevando así aún más el importe de las ya de por si altas tarifas eléctricas.

El DAP no es un derecho porque a cambio de su pago no se recibe una contraprestación directa e individual como sí se recibe en el pago de los derechos por un permiso, la certificación de un documento,la recepción de un servicio específico, etc. proporcionados por el municipio a quien lo solicite.

El DAP más bien es un impuesto porque a cambio el municipio proporciona el servicio de alumbrado público en forma impersonal a todos, lo paguen o no lo paguen algunos; forzados como usuarios de la CFE en los recibos de consumo de luz.

Ese servicio se lo presta todavía la CFE al municipio, gratuitamente; a cambio de que ésta se autopagaba lo que éste le debía a aquella por el consumo de la energía eléctrica del alumbrado público, de las plazas, edificios municipales, etc., es decir, se “cobra a lo chino”; ahorrándole así al municipio la tarea de cobrar el DAP directamente como lo hace con el impuesto predial y todos los demás ingresos públicos municipales.

Pero el principal beneficio que obtiene el municipio con que la CFE le cobre el DAP, es que sus usuarios lo pagan en el recibo de consumo de energía eléctrica; que actualmente son 261 mil; y por lo que el municipio recibió cerca de 12 millones de pesos.

Eso fue cuando el estado mexicano era público; pero desde principios de este año la CFE ya es Empresa Productiva del Estado (Privada), gracias a la Reforma Energética; y desde entonces requirió al municipio de Torreón para que si quiere que le siga cobrando el DAP tendrá que pagar a la CFE el 4.3% mensual sobre lo que recaude por dicho concepto; de manera que si recauda 12 millones mensuales tendrá que pagarle 516 mil mensuales de comisión; teniendo como límite hasta este 15 de septiembre para firmar el convenio entre el municipio y la CFE, para que ésta siga cobrando el DAP.

El municipio no debería de firmar este convenio, porque él directamente puede cobrar el DAP indexándolo en el impuesto predial y porque ese alrededor de medio millón de pesos mensuales que por concepto de comisión pagará a la CFE por cobrarle el DAP, le sirve para más y mejores obras y servicios públicos municipales.



rangut@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.