• Regístrate
Estás leyendo: El VAR salvó a México
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 17:45 Hoy

Cambio de frecuencia

El VAR salvó a México

Fernando Mejía Barquera

Publicidad
Publicidad

El Video Assistant Referee (VAR), sistema de telecomunicaciones instrumentado en Rusia 2018 para ayudar a los árbitros en las jugadas peliagudas —fuera de lugar, penalti o falta merecedora de expulsión— salvó ayer a la selección mexicana.

¡Corea, hermana…!

Corea del Sur contra Alemania: tiro de esquina a favor de Corea, lo cobra Son Heungmin con un centro al primer poste donde Jang Hyunsoo toca levemente la pelota para prolongar su trayectoria hacia el área penal, ahí Toni Kroos disputa con otro jugador coreano, el estrella alemán gana el balón con un punterazo, pero lo envía al área chica donde Kim Younggwon dispara y anota; Younggwon está adelantado, pero el balón viene de un rival, así que no hay fuera de lugar; sin embargo, el abanderado marca off side y entonces interviene el VAR: el árbitro Geiger Mark ve diversas repeticiones en la pantalla colocada a un lado de la cancha y hace justicia: gol de Corea. México clasifica a octavos de final no obstante perder de manera vergonzosa contra Suecia. El VAR y Corea nos salvan.

El dispositivo de telecomunicaciones también intervino ayer a favor de México en el partido contra los escandinavos. El Chícharo Hernández “corta” un centro dentro del área, lo hace con el abdomen, aunque después el balón le pega en el brazo; el árbitro Néstor Pitana deja seguir la jugada, pero ante las reclamaciones de los suecos y la recomendación del VAR revisa la acción; ve repeticiones en la pantalla y ratifica su decisión: no hay penalti. El mismo Pitana; sin embargo, se rehúsa a ver la pantalla luego de marcarle a Héctor Moreno un penalti inexistente.

VAR room

Para cada partido del Mundial se instala un VAR Room —un set con 15 pantallas— donde trabajan ocho personas: cuatro árbitros, que portan playera verde y cuatro operadores de video vestidos de negro. Dos de los operadores van eligiendo durante el curso del partido tomas que podrían ser de ayuda para resolver una jugada difícil, mientras que los otros dos editan esas imágenes y las ponen a disposición del grupo arbitral.

El árbitro principal (AVAR) ve en una pantalla de gran formato la toma de la cámara central que —ubicada frente a la línea de medio campo— “narra” el partido. El AVAR tiene la facultad de comunicarse con el árbitro que está en el terreno de juego, mediante un enlace de radio por fibra óptica. El VAR, contra lo que pudiera pensarse, no está en los estadios, se ubica en el Centro Internacional de Radio y Televisión, en Moscú, desde donde se envían, a través de fibra óptica, las señales de audio y video a los doce estadios mundialistas.

AVAR

El asistente arbitral 1 (AVAR 1) ve también la toma de la cámara central e informa o confirma al AVAR si una jugada es cuestionada por jugadores o si hay una posible mala marcación del árbitro que conduce el partido; el asistente 2 (AVAR 2) observa permanentemente las tomas exclusivas que dos cámaras instaladas en el estadio envían al VAR; esas cámaras se mueven como un “abanderado virtual”; es decir, siguen, mediante una línea trazada en la pantalla, al último defensor de cada equipo para determinar si en una jugada hay off side; el asistente 3 (AVAR 3) observa permanentemente una pantalla dividida en cuatro cuadros con el fin de ayudar a los operadores de video a elegir tomas que puedan ayudar en la toma de decisiones.

El árbitro que está en la cancha —quien porta una diadema equipada con audífono y micrófono— puede detener el partido si desea comunicarse con el VAR o recibe una recomendación por parte de éste. Para indicarlo debe llevar su mano izquierda a la oreja donde lleva el audífono. Si después de comunicarse decide ver las repeticiones que envíe el VAR debe mover sus brazos para “dibujar” en el aire un rectángulo y trasladarse al “área de revisión” donde observa repeticiones en la pantalla instalada ahí.

Osorio

Juan Carlos Osorio volvió a ser el de siempre. Regresó a su idea de utilizar un “medio centro distribuidor de juego” y no un ”medio de contención”, lo que obliga a su equipo a “salir” por el centro de la cancha con riesgo de perder la pelota y quedar expuesto a un “contragolpe”, en lugar de salir por las bandas, cosa que se dificulta porque coloca en la última línea a “marcadores de punta”, no a “defensas laterales”. Sí, ya sé, todos somos técnicos. A ver qué Osorio vemos el lunes contra Brasil.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.