• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-07
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 09:12 Hoy

Cambio de frecuencia

2017-09-07

Fernando Mejía Barquera

Publicidad
Publicidad

Luego del “Día del Presidente” que Enrique Peña Nieto revivió el pasado fin de semana con un remake del rito inventado hace muchos años por el PRI para homenajear, cada 1 de septiembre, al titular en turno del Poder Ejecutivo, comienzan a aparecer cifras y datos que el Presidente no mencionó en su discurso; información que casi no se cuenta pero es importante, por ejemplo, el excesivo gasto en propaganda gubernamental.

Exceso y sobregiro

El martes de esta semana, el centro de análisis e investigación Fundar presentó el informe “Contar lo ‘bueno’ cuesta mucho. El gasto en publicidad oficial del gobierno federal de 2013 a 2016”, basado principalmente en datos del Sistema de Gastos de Comunicación Social (ComSoc) de la Secretaría de la Función Pública.

Entre los hallazgos del estudio, realizado por Paulina Castaño y la colaboración de Justine Dupuy y Javier Garduño (puede verse completo en http://fundar.org.mx/mexico/pdf/P.O.2013-2016oK2.pdf), destaca por supuesto la magnitud del gasto en publicidad oficial efectuado por Peña Nieto en sus primeros cuatro años de gobierno: 36 mil 261 millones de pesos, con la particularidad de que en el periodo estudiado (2013-2016) hubo un sobreejercicio con relación a los presupuestos anuales originalmente aprobados por el Congreso de la Unión para ese fin: según Fundar, “el gobierno federal ha gastado 71.86 por ciento más, del monto que fue aprobado por la Cámara de Diputados para este rubro, es decir, 15 mil 162 mdp adicionales”.

Medios tradicionales

La distribución de la publicidad oficial por tipo de medio en el periodo estudiado llama la atención: la mayor parte de esos recursos se destinó a la televisión, en segundo lugar a la radio, en tercero a los medios impresos y en último lugar a internet, pese a que, según diversos estudios, la publicidad web ocupa ya el segundo lugar en captación del gasto publicitario proveniente de empresas privadas. No obstante, el gobierno de Peña Nieto apostó por los “medios tradicionales”.

De acuerdo con Fundar, entre 2013 y 2016 la televisión recibió 35% del gasto dedicado a la publicidad oficial (12 mil 705 mdp); la radio 19% (6 mil 939 mdp); los medios impresos 17% (6 mil 153 mdp) e internet “entre 5% y 7%, esto es, entre 470 mdp y 720 mdp”.

Beneficiarios

Los “proveedores de servicios de comunicación” que captaron mayor porcentaje del dinero gastado en propaganda por el gobierno entre 2013 y 2016 fueron: Grupo Televisa con 17.07%; Tv Azteca, 9.87%, Estudios Churubusco, 3.34%; la agencia de publicidad Starcom Worldwide (3.15%), El Universal (2.69%) y Grupo Fórmula (2.69%), quienes en conjunto captaron 38.81% (14 mil 073 mdp) del total.

La dependencias que mayor erogación efectuaron en este rubro fueron: Promoción Turística de México (Promotur) (9.69%); el Instituto Mexicano del Seguro Social (7.22%); la Secretaría de Educación Pública (5.83%); Pronósticos para la Asistencia Pública (5.10%); y la Secretaría de Desarrollo Social (6.57%). Esas cinco dependencias concentraron 34.41% (12 mil 479 mdp) del gasto publicitario gubernamental.

Información o propaganda

Hay quienes afirman que el gobierno debe gastar dinero para informar a la sociedad sobre su gestión. Sí, pero una cosa es informar y otra hacer propaganda de presuntos logros sin un ápice de autocrítica y con un ingrediente adicional muy negativo: como muestra detalladamente el informe dado a conocer por Fundar, el gasto gubernamental es excesivo, supera en monto el presupuesto destinado a varios programas sociales y de salud, por ejemplo el Programa de Productividad Rural de Sagarpa y el correspondiente al de un año de Becas de Posgrado de Conacyt, según la reportera Daniela Barragán (Sinembargo, 5/IX/2017). Por si fuera poco, incurre en sobreejercicio cada año.

Por cierto: información de los periodistas Gloria Reza, Arturo Rodríguez y Columba Vértiz (Proceso no. 2131, 2/IX/2017), quienes también citan datos de ComSOc, el gobierno de Peña Nieto habría gastado 60 millones de pesos solamente en la producción de los spots alusivos al quinto Informe de gobierno. La contratación habría sido hecha con Estudios Churubusco Azteca y la realización estuvo a cargo de Pedro Torres, publicista de larga trayectoria en la confección de spots y campañas comerciales y políticas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.