• Regístrate
Estás leyendo: Star Wars: rebeldía o una conservación del orden
Comparte esta noticia

Star Wars: rebeldía o una conservación del orden

Publicidad
Publicidad

Este diciembre pasado se estrenó un nuevo episodio de la saga Star Wars. El último Jedi es el octavo capítulo de la serie que empezó en 1977, y que nos introdujo en el mundo de una galaxia muy lejana, en el que una fuerza oscura intenta tomar posesión de cada uno de los planetas y de las especies existentes.

Los rebeldes han organizado una resistencia, y no siempre han salido victoriosos.

Pongamos a prueba esta franquicia y veamos si su presentación alegórica es útil para nuestra circunstancia personal y/o histórica.

En la serie Star Wars, los rebeldes están respaldados (en apariencia) por aquello que llaman “la fuerza”, que vendría a ser la energía que está entre todas las cosas y que mantiene todo en orden. Pero la fuerza no le pertenece a un individuo o a un grupo. Puede ser utilizada por sujetos diversos para fines contrarios. Aunque la fuerza en sí lucha consigo misma. Los sujetos son en realidad puntos de articulación de esta energía, que vendría a ser la tensión entre el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte.

Esta lucha ocurre en esa realidad ficcional por medio de las armas. Pero estos artefactos son una extensión de una lucha metafísica entre los dos extremos del equilibrio del universo, y esa lucha abstracta ocurre en el interior del corazón.

Ese ha sido el conflicto dramático desde el inicio: el guerrero que nace con una cantidad concentrada de “la fuerza” y que, luego de un entrenamiento especializado, tiene que elegir entre el bien y el mal. Hasta ahora va ganando el mal.

No podríamos negar que en este momento sucede lo mismo en nuestra realidad. El mal, con sus diferentes manifestaciones (destrucción, explotación, sufrimiento, dominio), va invadiendo los espacios y la resistencia está siendo sometida.

¿Tendremos que pelear con armas como en el siglo XIX y al inicio del XX? ¿O nos queda apelar a la victoria de la lucha del corazón? Si algo sabemos por experiencia histórica es que el malo es malo. ¿Por qué entonces tanta insistencia en lo opuesto? ¿Será que este cambio en el corazón es una posibilidad real y no sólo imaginaria? O ¿es que Star Wars sólo nos distrae con una fantasía?

Parece ser que así es. ¿O qué piensa usted?



Twitter@fernofabio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.