• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 04:14 Hoy

30-30

La interpretación musical: una creación en el tiempo

Fernando Fabio Sánchez

Publicidad
Publicidad

La principal creación de Sergio Enrique Vázquez Hernández ha sido, desde su adolescencia lagunera, la interpretación musical pianística. La interpretación es una acción estética harto misteriosa, ya que se realiza en el tiempo.

Para ser más específicos, y para citar un libro de Matthew McDonald, es una creación que rompe con la flecha del tiempo; es decir, da elasticidad a los instantes que obligatoriamente aparecen consecutivos.

Sergio Vázquez nació en Torreón, Coahuila, y es uno de los pianistas más importantes y multifacéticos de México. Es concertista de la Compañía Nacional de Opera de Bellas Artes y colaborador de la Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano y del Sistema Nacional de Fomento Musical.

Quien ha escuchado a este pianista en los teatros de México (Bellas Artes, Teatro Degollado, Teatro Juárez, por ejemplo) y ciudades como Londres, Madrid, La Habana, entre otras, ha encontrado un viaje sonoro nítido, correcto, elaborado sin llegar al barroquismo, y fluido sin intromisiones del ego artístico.

Sergio Vázquez posee un dominio sólido de la estructura de la obra en escena, que le ha dado su contacto con pianistas nacionales e internacionales como Alberto Cruzprieto, Jorge Federico Osorio, Pierre-Laurent Aimard, Alfons Kontarsky y Guadalupe Parrondo.

Su creación es la travesía que ocurre en su interior al exterior, guiado por una intuición racional y emotiva que va desentrañando las fórmulas que manchan el pentagrama para hacer del piano una materia temporal dúctil y una argumentación pasional. Es allí cuando el pianista transmite que ha encontrado la razón de su trabajo. Como ejemplo, está el video en youtube en que interpreta “Muerte de amor de Isolda” de Richard Wagner.

Ha dedicado parte de su carrera a colaborar con cantantes de ópera y música vernácula. Ha compartido escenario con coaches del Metropolitan Opera House, Covent Garden, Teatro alla Scala, entre otros, y cantantes como Ramón Vargas, Francisco Araiza, Ainhoa Arteta, Verónica Villaroel y Georges Petean.Al escuchar a Sergio Vázquez recordemos el sueño de Johnny Carter en el metro parisino en la nouvelle El perseguidor de Julio Cortázar.

El sueño ocurre en un fragmento de tiempo, pero toma al personaje –imagen especular de Charlie Parker– mucho más contarlo.

El intérprete, así como el narrador del sueño, construye sus propios dobleces en la realidad, cuando nosotros percibimos el tiempo plano y continuo.

Así, la creación del pianista Vázquez nos vuelve ajenos a la consecución rígida del reloj y nos hace testigos de una historia que se cuenta en un tren, que es la eternidad fugaz y vibrante de un creador, compositores y un piano.


Twitter@fernofabio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.