• Regístrate
Estás leyendo: La habitación cerrada de la supervivencia humana
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 03:59 Hoy

30-30

La habitación cerrada de la supervivencia humana

Fernando Fabio Sánchez

Publicidad
Publicidad

Por un tiempo en la película, Room (La habitación, 2015, Lenny Abrahamson), es la única realidad: una madre y la que parece ser su hija están en un cuarto cerradodonde disfrutan del transcurso del día. No sabemos si nos encontramos ante un filme de ciencia ficción o una película surrealista o del absurdo. La narradora de la historia es la menor. La pequeña vive feliz en su mundo hermético, y hasta ha inventado una mitología de sus orígenes. La madre está feliz asimismo, aunque no podemos entender ciertas visitas que ella recibe por las noches. Jack, el pequeñohijo —porque en realidad es un chico—, espera escondido en un closet, y el hombre a quien llaman “Old Nick” tiene sexo con la madre, y nunca ha visto ni tocado al menor.

Todo cambia cuando la madre, Ma, le confiesa a su hijo que un hombre la ha secuestrado y la ha puesto en un cuarto del que no puede salir. Eso había ocurrido hacía siete años. El espectador, de esta manera, va entendiendo que lo que tiene ante ella/él es la historia de una madre que tuvo a su hijo en cautividad, por influencia paternal de su captor. Descubrimos que estamos ante una historia de terror, ante la pura contingencia de la experiencia y supervivencia humanas.

Madre e hijo logran escapar. Y ya de regreso en casa, por los gastos de salud y legales, Ma acepta la entrevista de una periodista en apariencia seria y compasiva, pero que la confronta con sus decisiones dentro del cuarto. Le pregunta que si nunca pensó en sacrificarse por su hijo y decirle al captor que lo diera en adopciónpara que tuviera una vida normal. La madre responde que no, que Jack era su hijo y ella erasu madre, y que no había más qué pensar. Es en ese momento es cuando entendemos —y ella entiende— que la realidad en el cuarto no es la mista realidad en el exterior, y lo que había tenido sentido allí dentro, en el exterior se iba desvaneciendo. El mundo le cobraba caro su capacidad de aferrarse a la vida y encontrar salvación en la consecuenciabiológica de su encierro.

Ese es uno de los puntos más brillantes de la película. Nos hace pensar en el momento en que la realidad nos ofrece una sola alternativa, y quizá como árbol torcido tenemos que caminar por ella para sobrevivir. Nunca los motivos son tan personales, nunca el universo nos habla tan directamente. ¿Es una de las pocas veces que somos, de verdad, nosotros? Al contrario de la periodista, pienso en la existencia de múltiples cuartos, quizá tantos como personas, y deseo nunca violentar sus límites, porque a nadie le importa lo que cada quien ha realizado en el drama de la supervivencia,ni somos superiores para juzgar lo que otros hacen en la habitación cerrada de sus días.


Twitter@fernofabio / columna30-30.blogspot.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.