• Regístrate
Estás leyendo: Clinton: de los males el menor
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 12:03 Hoy

30-30

Clinton: de los males el menor

Fernando Fabio Sánchez

Publicidad
Publicidad

El segundo debate presidencial de los Estados Unidos tuvo lugar el pasado domingo 9 de octubre. Hillary Clinton, la candidata del partido demócrata, al ser confrontada con su decisión de borrar 30,000 correos electrónicos que le había solicitado la corte, parte de los cuales fueron revelados en WikiLeaks unos días antes del debate, dijo que había hecho muy mal al destruir los emails, que no lo volvería a hacer y que si el contenido de esas comunicaciones se había dado a conocer era porque Rusia estaba orquestando un ataque, del cual el portal delator formaba parte.

“Nunca en la historia de nuestro país hemos estado en una situación en la que un adversario, un poder extranjero, está intentando con tanto empeño influenciar el resultado de la elección. Y deben creerme, no lo están haciendo para que yo gane. Lo están haciendo para influenciar la elección en favor de Donald Trump”.

Tanto en la introducción a los debates como en otros espacios, por ejemplo en reportajes de NPR (National Public Radio), se han realizado sondeos y se escucha o se lee que gente republicana y seguidores de otros candidatos votarán por Hillary para que Trump no gane.

La situación es harto peligrosa, pues un alto número de individuos —independientemente de su preferencia partidista— sabe que la esposa del expresidente no es la óptima candidata, pero no votar por ella sería muy terrible para el país y el mundo.

No es de dudar que Rusia está jugando sus cartas y quiere inmiscuirse en la vida interna de su contrincante. ¿Pero no es lo mismo que han estado haciendo los Estados Unidos en América Latina y otras regiones del mundo desde hace más de un siglo? Que nos pregunten a los mexicanos, a los cubanos, a los chilenos y a millones de personas en el Medio Oriente, entre otros. Presidentes han subido y caído del poder; revoluciones y guerras se han generado por la presencia gringa en suelo ajeno.

Al coahuilense Francisco I. Madero le costó la vida.

Esta política intervencionista no va a ser reconocida pues es contraria a los intereses del grupo que comanda el gobierno y el destino de la Unión Americana.

¿Y qué decir de WikiLeaks? ¿Debemos ver los espacios de denuncia como una agencia que es secretamente aliada de los rusos o de cualquier otro gobierno y por eso es un enemigo de “la democracia”? Si creemos todo lo que dice la señora Clinton es difícil esperar un futuro en el que el poder no sea más que una repetición del poder.

Sí, es peor si no gana, pero al fin y al cabo es el menor de los males. Qué manera tan desconcertante de decidir. ¿Cuándo cambiará este escenario? ¿O es que siempre ha sido así y es ahora cuando nos damos cuenta?


Twitter@fernofabio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.