• Regístrate
Estás leyendo: El nuevo paisaje
Comparte esta noticia

El nuevo paisaje

Publicidad
Publicidad

Las noticias sobre el Ejército aparecen ya como cosa de rutina, sin mayor énfasis: son parte del paisaje. Por eso mismo, vale la pena prestarles atención de vez en cuando, porque el paisaje ha cambiado, profundamente.

La semana pasada nos enteramos de que el Ejército había decidido retirarse de Cholula, después de que el municipio presentase una controversia constitucional contra la Ley de Seguridad Interior. El patrullaje militar estaba previsto en un convenio con el ayuntamiento, vencido en 2016, pero que se mantenía por tácita reconducción. Hasta que se presentó la controversia constitucional. El mensaje es transparente (como rúbrica, se suspendió una presentación de la orquesta sinfónica de la Sedena). El Ejército decide cuándo, dónde despliega efectivos, y tiene autoridad para castigar a quienes tengan opiniones distintas a las del secretario.

El sábado, en Ciudad de México, en Tláhuac, efectivos de la Marina dieron muerte a Ricardo Ferro Pérez, de 29 años. El jefe de Gobierno lo anunció, acompañado del vicealmirante Benjamín Mar Berman; y explicó que Ferro Pérez formaba parte de un “grupo de narcomenudistas”. Dijo que se darían más detalles en un comunicado conjunto. Pero fue únicamente la Secretaría de Marina la que explicó las cosas: “una investigación” permitió conocer “el domicilio de un grupo de personas” dedicadas al tráfico de drogas, al llegar allí, “personal naval fue atacado por un presunto infractor de la ley, por lo que se repelió la agresión”. La cortesía obliga a hablar de colaboración, pero no debe haber dudas de que es su investigación, su operativo y su decisión, y sus explicaciones, al amparo de la nueva Ley de Seguridad. Nadie va a investigar ni preguntar nada.

El sábado mismo se publicó una confusa noticia sobre la mina Media Luna. Al parecer, efectivos del Ejército, acompañados de policía estatal, ocuparon la mina a petición de la empresa Torex Gold Resources, porque los trabajadores, en paro desde hace meses, tenían secuestrados a varios trabajadores. Acaso eso sea prevenir una amenaza. El caso es más turbio si cabe, porque hay por lo visto pistoleros de la empresa, un dirigente obrero asesinado.

Tenemos que cambiar premisas muy básicas de nuestro modelo del sistema político.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.