• Regístrate
Estás leyendo: Salvar al universo, proteger al mundo: seres espaciales y especiales
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 12:38 Hoy

Sonido & visión

Salvar al universo, proteger al mundo: seres espaciales y especiales

Fernando Cuevas

Publicidad
Publicidad

Dos equipos integrados por personalidades opuestas, confrontadas y con pasados por descubrir, deben enfrentar fuerzas del más allá para que los mundos sigan girando en frágil armonía y, de paso, luchar contra sus propios demonios internos que se manifiestan de maneras inesperadas y, por momentos, avasalladoras. Una película comiquera que inaugura el verano fílmico y una serie televisiva navegando entre los vericuetos del terror. Ejemplos de cómo la cultura popular se retoma y reinventa a sí misma porque las oportunidades para la evasión tienen que continuar.

FAMILIA AMPLIADA

Tras una primera entrega llena de humor y frescura, libre de la presión que tienen los famosos personajes de Marvel entre la fama mediática y salvar al planeta con todo y sus alrededores, llega el volumen dos con los inconvenientes de carecer del factor sorpresa y cargar con mayores expectativas que su predecesora. He aquí el dilema entre mantener el sello irreverente de la casa y trascender el desarrollo de los personajes alcanzado de manera notable en el volumen uno. Guardianes de la galaxia vol. 2 (EU, 2017) termina por ser una muy cumplidora secuela de una de las mejores películas que ha perpetrado Marvel y sus asociados y dueños.

El director James Gunn (Super, 2010) consigue alcanzar ese equilibrio, si bien en la odiosa pero natural comparación con su antecesora, queda ligeramente por debajo en cuanto a la capacidad de concisión y al desarrollo de los personajes como un grupo de perdedores venidos a más. Claro que están presentes el buen timing para el humor y los diálogos desternillantes, así como una propuesta visual mucho más absorbente, con ingenioso diseño de producción sobre todo en el planeta Ego, con lucidores efectos especiales y la reconocida habilidad para insertar un soundtrack de aroma retro con buenas canciones no tan conocidas por los más jóvenes.

Discutible la decisión de separar a los héroes en dos grupos tras un inicio prometedor, sobre todo porque buena parte del atractivo de esta saga es la interacción entre estos disímbolos personajes, ahora convertidos en una toda una familia disfuncional (si es que hay de otro tipo), a la que se le adicionan algunos ejemplares igualmente extraños. Como suele sucederle a Marvel, los villanos tampoco resultan especialmente memorables e incluso caen en el sobado propósito de destruir el universo como lo conocemos para convertirlo en propiedad privada. ¿No podrán los malosos tener intenciones un poco más acotadas y menos ambiciosas?

La grata sorpresa, entre broma y broma, termina por ser el muy bien insertado tono emotivo que alude a los afectos entre los personajes, superando rivalidades de hace mucho tiempo o redescubriéndose como complementarios; incluso hay espacio para el metadiscurso narrativo (cuando se menciona que la tensión romántica no consumada mantiene mejor el raiting) y los guiños al cómic como fuente original, sin intentar trasladarlo tal cual a la pantalla cinematográfica, como en otras ocasiones se ha hecho con resultados medianos: se muestra comprensión acerca de que se trata de dos medios distintos. El listón del verano fílmico 2017 ha sido cortado de buena manera.

FAMILIA RECONFIGURADA

No parece muy original la idea de volver a los monstruos clásicos y hacer un sampler al respecto en el que convivan, se peleen y creen complicidades según el caso, bien contextualizados en la Inglaterra victoriana con todo y el misterio de Jack el Destripador rondando por las húmedas y empedradas calles. Vampiros esquivos, brujas ambiciosas, muertos revividos, demonios de distinto pelaje, hombres lobo culposos y lo que se vaya acumulando. Además, ahí están los personajes clave de la literatura fantástica como Drácula,Victor Frankenstein con sus criaturas (Rory Kinnear y Billie Pipper) y Dorian Grey (Reeve Carney) para redondear una galería de seres especiales que viven con las pasiones propias de los humanos, esas aún más extrañas criaturas.

Lo que podría ser una atomización argumental y un champurrado de sangre y conjuros, termina por ser una atractiva historia cuidadosamente ensamblada (quizá salvo la vertiente egipicia) que se sustenta en la presencia de Eva Green, ideal para el papel y siempre creíble como una sufrida vidente objeto del deseo de fuerzas oscuras y de alguna que otra más terrenal, quien forma equipo con el padre de su mejor amiga, explorador de tierras lejanas (Timothy Dalton) y su fiel mayordomo (Danny Sapani); un pistolero estadounidense (Josh Hartnett) con cuentas pendientes del otro lado del Atlántico; un científico que gusta de andar haciendo pruebas con cadáveres (Harry Treadaway) y un especialista en símbolos y culturas antiguas (Simon Russell Beale).

Creada por el reconocido guionista John Logan, Penny Dreadful (2014 – 2016) se inserta con riesgo en la tradición de la literatura fantástica de horror clásica y sale bien librada, fundamentalmente por la capacidad de actualizar los conflictos internos y aventuras de los personajes, conservando su espíritu victoriano, así como de crear situaciones punzantes que integran el miedo, el erotismo y la acción, enmarcadas en una constante escalada hacia el mantenimiento de la fe en un Dios que parece cada vez más difícil de escuchar y encontrar entre tanta tentación y llamados desde los reinos de la oscuridad.

La serie va creciendo a lo largo de sus tres temporadas, no solo en intensidad argumental, sino en la creación de escenarios siniestros, maquillajes y vestuarios a tono con la naturaleza de los personajes y en el empleo de cumplidores efectos especiales, al servicio de los momentos dramáticos o terroríficos, según el caso. Un acierto, por otra parte, terminar la historia en tres temporadas,las justas para cerrar los círculos y no empezar a rellenar el argumento o inflarlo artificiosamente, simplemente con la intención de producir más ingreso que terminara desvirtuando la propuesta central como lo hemos visto varias veces.

cinematices.wordpress.com

Twitter: @cuecaz

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.