• Regístrate
Estás leyendo: Eurocopa 2016 (XI): las otras definiciones
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 03:30 Hoy

Sonido & visión

Eurocopa 2016 (XI): las otras definiciones

Fernando Cuevas

Publicidad
Publicidad

Termina la fase de grupos del torneo europeo con saldos diversos. Pocos son los que se regresan a casa y muchos los que permanecen, quizá algunos sin merecerlo del todo pero aprovechando un sistema de competencia que da amplias oportunidades de jugar un cuarto partido.

GRUPO D

En uno de los enfrentamientos más interesantes de esta primera fase, españoles y croatas se veían las caras ya con la clasificación en la mano. Faltaba dilucidar quién terminaría de líder para evitar enfrentarse a los italianos en la siguiente etapa. Los ibéricos empezaron con el sello de la casa, con pasta de campeones: apenas al minuto 7 con brillantez y contundencia, Morata culminó una jugada por nota para mandar al frente a su equipo. Un golpe que casi para cualquier conjunto pudo haber resultado definitivo, a pesar del tiempo por transcurrir. Pero enfrente estaba Croacia, dispuesta a superar la ausencia de Modric y el marcador en contra.

Emparejaron el proceso del partido y, poco antes del término de la primera parte, aprovecharon una confusión en la defensa y reflejaron en el marcador lo que habían logrado revertir en la canchapor conducto de Kalinic. La segunda parte encontró a unos balcánicos más enteros y enfocados, mientras que la selección española acusaba cierto cansancio, no obstante los ajustes en medio campo mandados por Del Bosque. Llegaron los penales: uno que sí parecía y que no se marcó a favor de Croacia; otro que no parecía y que se marcó, aunque se falló por parte de los españoles. Hacia el final, para no perder la costumbre del torneo, un gol decisivo de Perisic devorándose la banda para culminar un partido notable.

Después de dejar sembradas dudas en sus actuaciones anteriores, los turcos reaccionaron y con su triunfo ante la República Checa mantenían la alternativa de seguir en suelo francés, dependiendo de la combinación de resultados que al final no les resultó favorable. Pero al grito de la esperanza es lo último que muere y con algunas modificaciones, saltaron al campo con una motivación no vista ante Croacia y España, dos rivales durísimos que los superaron en marcador y accionar. Por su parte, los checos habían sacado un meritorio empate ante los croatas y apostaban también al triunfo para colarse a la siguiente ronda.

Cual imperio otomano, los turcos se lanzaron desde muy temprano a conquistar territorios de enfrente y a los 10 minutos ya ganaban el partido, gracias al tanto deYilmaz a servicio del joven Mor, toda una revelación y gran noticia para el futuro de su selección. Los checos respondieron con algunas opciones al tiempo que los turcos generaban alguna otra frente al arco deCech. El segundo medio resultó parejo y las aspiraciones de los centroeuropeos terminaron con el gol de Tufan al 65´, provocando una euforia generalizada dentro y fuera de la cancha. El golpe fue lo suficientemente duro para el rival que ya no pudo levantarse y tendrá que hacer maletas.

GRUPO E

Impulsados por sus festivos compatriotas, los Boys In Green consiguieron la hazaña de avanzar a la siguiente ronda del torneo tras vencer a la selección italiana que jugó con varios suplentes dada su condición de clasificado. Y vaya que lucharon por ello durante todo el partido, a pesar de aparecer como víctimas en el papel. A lo largo del primer tiempo el asedio a la portería vigilada con nerviosismo por Sirigu fue intenso, sobre todo buscando los aires como espacio de ataque, respondiendo a un estilo largamente dominado y trabajado. Los azurrino lograban inquietar adelante y se defendían como solo ellos saben hacerlo.

Para el complemento, Irlanda siguió poniendo todo el empeño posible en el campo, a pesar de la disminución física, mientras que Italia adelantó un poco sus líneas y generó cierta inquietud adelante. Cuando todo parecía que el marcador terminaría sin anotaciones, un error en la salida dejó solo a un jugador de Irlanda que increíblemente no pudo convertir, pero a la siguiente jugada, un centro venenoso se combinó con una mala salida y Brady remató de cabeza, como se supone que podrían anotar según su genética, para que el balón se fuera a las redes ante un contagiante júbilo en la tribuna que celebró el pase a la siguiente ronda.

En el otro partido, belgas y suecos necesitaban puntos para amarrar su pase los primeros y aspirar a algo los segundos. En tal circunstancia, los dos equipos salieron como impulsados por un resorte para buscar la meta contraria, situación que produjo un extraño vértigo inicial con errores, oportunidades y salvadas. Ambos cuadros bajaron la guardia como dándose cuenta que sería imposible sostener el ritmo y se neutralizaron buena parte del primer medio.

El equilibrio se prolongó en el complemento y los suecos parecían un poco más decididos, aunque fue Bélgica quien anotó vía Nainggolan, cuando el partido entraba en la recta final. No termina de dar el estirón este talentoso conjunto belga, más cargado de individuos que de grupo, y los de amarillo se despiden sin pena ni gloria, con la noticia de que también su capitán, ZlatanIbrahimovic, finalizaba su participación con la selección.

GRUPO F

La selección islandesa parecía llamada a una gloria inesperada: se fuehacia delante desde el principio del encuentro, se volvió la dueña del balón y encontró justo premio antes de los veinte minutos del tiempo corrido a través de un saque de banda, balón peinado y remate exacto de Bödvarson;enfrente, unos austriacos que no terminaban de entender a qué debían jugar. El tanto en contra, paradójicamente, les vino bien en términos de reacción y empezaron a acordarse de que este deporte se trata de anotar. Incluso fallaron un penal cuando ya controlaban más las acciones.

Los islandeses cedieron demasiado la iniciativa y ya en la segunda el conjunto de Austria continuócreciendo, lanzando peligrosos embates al frente. Como sucedió en la primera parte, el ambiente olía a gol: así fue después de una habilidosa maniobra del recién entrado Schöpfpara por fin vencer al sólido arquero isleño. Quedaba media hora para que los austriacos encontraran un triunfo que les diera esperanza de la permanencia y así lo entendieron: se abalanzaron a la meta rival y muy cerca estuvieron de lograrlo, pero fueron los islandeses quienes aprovecharon la única que tuvieron al final del partido, gracias a una descolgada que culminó Traustason, explotando la emoción de propios y extraños.

Portugal alcanzó tres veces a Hungría, mostrando entereza ante las situaciones adversas. Quizá nada más por eso merece estar en la siguiente ronda. En juego abierto, lucidor y con errores, cual debe, Gera abrió la cuenta para el conjunto magiar y Nani emparejó para los lusitanos, a pase de Ronaldo, por fin jugando al nivel de sus reclamos y cargando con su selección tal como lo hace Messi con la suya. Para la segunda parte, de inmediato Dzsudzsák adelantó a los húngaros, inmediatamente alcanzados con gol del astro del Real Madrid, demostrando que el tacón no solo es un recurso para la foto.

Ambos jugadores volverían a marcar: el húngaro primero y siete minutos después el portugués con la cabeza, para cerrar una irreverente fiesta de goles, que se pudo haber ampliado en un disparo al poste del conjunto centroeuropeo. Portugal optó por controlar las acciones, bajar los decibeles para tranquilizar el carnaval y terminar con un empate que deja a Hungría en primero y a Portugal en tercero, lo que los manda a medirse con la poderosa Croacia.

cinematices.wordpress.com
Twitter: @cuecaz

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.