• Regístrate
Estás leyendo: Yoko Ono, Emma Watson y Las Bandidas
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 03:48 Hoy

Neteando con Fernanda

Yoko Ono, Emma Watson y Las Bandidas

Fernanda de la Torre

Publicidad
Publicidad

No sé si sean coincidencias o recordatorios, lo cierto es que varias campanas sonaron. A principios del año llegó la invitación de mi amigo Santiago Díaz para escribir un texto para su exposición "Bandidas. Revolucionarias silenciosas". Días después recibí del Museo de Memoria y Tolerancia una invitación por correo electrónico para participar en la instalación de "Arising" la exposición Tierra de Esperanza, de Yoko Ono, y, también en ese mes, en las redes sociales la actriz Emma Watson —como parte de su campaña de embajadora de buena voluntad para la ONU Mujeres— nos invitaba a formar parte de un club de libros sobre el tema de equidad llamado Our Shared Self. Reflexionar sobre temas de género fue inevitable.

Santiago Díaz expondrá este 4 de febrero una serie de cuadros que representan a una Mona Lisa con un pañuelo sobre la boca, como una bandida en el lejano oeste, en homenaje a las revolucionarias silenciosas, esas mujeres que día a día luchan para cambiar su entorno y han dado un paso para que tengamos un poco más de libertad. Mujeres que quizá sin saberlo o proponérselo han sido las que han hecho posible que seamos lo que somos hoy. La polifacética Yoko Ono, para su instalación titulada: "Arrising" dentro de la exposición Tierra de Esperanza, solicitó a mujeres de todo el mundo y de cualquier edad enviar una fotografía únicamente de sus ojos junto con una declaración que expresara el daño que se nos ha causado por ser mujeres. ¿Cuál sería ese daño?, pensé. Hacernos creer que somos débiles y diferentes, aunque, en realidad estoy convencida de que la falta de equidad afecta a hombres y mujeres por igual.

El club de libros de Emma Watson ha resultado un éxito con más de 300 mil miembros en pocas semanas. Desde 2014, la actriz de la saga de películas de Harry Potter es la imagen de la campaña de la ONU #HeforShe (Él por ella) en la que invita a los hombres a formar parte del movimiento de equidad. En ese mismo año, Emma Watson dio un discurso ante la ONU que merece la pena leer (http://www.unwomen.org/es/news/stories/2014/9/emma-watson-gender-equality-is-your-issue-too).

Si bien es cierto que nadie cuestiona la capacidad de una mujer para dirigir una empresa o una nación, y a pesar del arduo trabajo de las bandidas a lo largo de la historia, debemos reconocer que todavía falta mucho por hacer. Las estructuras del machismo perviven. En pleno siglo XXI existen mujeres que son mutiladas, prostituidas, esclavizadas o vendidas. La mujer es presentada como un objeto (vean esta campaña de sensibilización contra el machismo, bajo el lema de #WomenNotObjects #MujeresNoObjetos https://www.youtube.com/watch?v=5J31AT7viqo&feature=youtu.be). Aunque nos suena como de otro siglo, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2010, todavía cuatro de cada 10 mujeres tienen que pedir permiso a sus esposos para salir solas de noche y 23 por ciento confiesa que le dicen por quién votar.

La palabra feminismo aterra a muchos hombres y lo más triste aun a muchas mujeres. Se le relaciona con odio a los varones y no hay nada más lejos de la verdad: ser feminista es simplemente ser partidario de la equidad. Afortunadamente hay jóvenes como Emma Watson que no tienen miedo de llamarse a sí mismas feministas e invitar a otras a que lo hagan.

Al igual que Emma Watson, puedo considerarme afortunada porque nadie me impidió estudiar por ser mujer, tengo derecho a votar y a ser votada, entre muchos otros privilegios; sin embargo, no es así para todas las mujeres; hay quienes ni siquiera sueñan con ello. Si las cosas no cambian, muchas mujeres estarán condenadas a una trágica vida. Por ello, se siguen requiriendo bandidas que pongan su granito de arena todos los días; hombres que entiendan y promuevan la equidad. Esta tarea corresponde a todos. No hay género ni edad.

Me da gusto que en este mes haya podido comprobar que a pesar de que falta mucho por hacer, hay hombres como Santiago, que se preocupan por rendir homenaje a las "bandidas", mujeres jóvenes como Emma Watson que no solo no se asustan ante la palabra feminista, sino que se esfuerzan en promover la equidad y, por supuesto, celebridades como Yoko Ono, quien después de estar más de 80 primaveras por el planeta sigue tan activa y preocupada por temas sociales y tratando de hacernos reflexionar. No se trata de dividir entre fuertes y débiles, sino buscar una colaboración. Para tener un mundo equitativo, requerimos sumar, no restar.

fernanda@milenio.com
http://www.milenio.com/blog/fernanda
Twitter http://twitter.com/FernandaT

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.