• Regístrate
Estás leyendo: Remedio contra malos vecinos
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 18:47 Hoy

Neteando con Fernanda

Remedio contra malos vecinos

Fernanda de la Torre

Publicidad
Publicidad

La semana pasada hablábamos de los problemas que la convivencia vecinal suscita. En un mundo ideal todos los que viven en un condominio respetarían a sus vecinos; tristemente —si bien hay algunos que lo hacen—existen ladies y lores, malos vecinos que abusan y con su prepotencia hacen de la vida de los demás un infierno. El problema se agrava porque no sabemos qué hacer para poner a estos abusadores en su lugar. Lo primero que hay que hacer es informarse. En la página de la Procuraduría Social (Prosoc) de la CDMX se encuentra el marco legal que necesitas conocer para este tema (http://www.prosoc.cdmx.gob.mx en la sección de Normatividad).

La principal labor de la Prosoc es tratar de concienciar —generar cultura condominal— y ver que la ley se respete, así como la regulación interna que deben de tener un condominio, conciliar los conflictos que puedan tener los vecinos entre ellos o frente a los administradores. Salvador Vitelli Macías, subprocurador de Derechos y Obligaciones de Propiedad en Condominio de la Prosoc, habla sobre la cultura de condominio: "Son cosas muy sencillas: separar los desechos, pagar las cuotas de mantenimiento, tiene que existir un respeto a las áreas comunes, estacionarse en los lugares permitidos, no permitir a las visitas que se queden muy tarde y molestes a tu vecinos, asistir y participar en las asambleas condominales. El promedio de asistencia está en 17 por ciento, esto es muy bajo. Obviamente las decisiones que se pueden tomar ahí son muy operativas y aunque no estén presentes los acuerdos los afectan".

Ante un problema condominal, si bien la Prosoc tiene una vocación de conciliar, cuando no se puede llegar a acuerdos, existe la posibilidad de iniciar un procedimiento de aplicación de sanciones de la que se desprenderá una económica para el vecino o el administrador, que no cumpla con sus obligaciones.

Si ya hablaste con tu vecino y te ignoró olímpicamente, el primer paso, según indica Salvador Vitelli, es hablar con el administrador si es que lo hay. Si no te hace caso el administrador es necesario buscar al comité de vigilancia. "La comunicación con el administrador y el comité de vigilancia, si es que existen, estén registrados o no, se realiza por escrito con copia a la Prosoc, porque en caso de que ellos no intervinieran la Procuraduría tendría que mediar el asunto y esto serviría también para el procedimiento de aplicación de sanciones o la queja. Cuando hay una falta a la ley eso no se puede negociar, se deben aplicar las sanciones correspondientes. En estos casos donde hay un administrador que no está registrado y que además no interviene se puede iniciar procedimiento en contra de ambos, el vecino infractor y el administrador".

En los condominios que tienen un #Lord/LadyAreasComunes, que ocupan lo que no le corresponde, no solo es una faltad de civilidad sino también puede ser un delito. Salvador Vitelli explica: "Hay construcciones que no solo se tienen que registrar, sino que se debe solicitar permiso. Normalmente en los condominios lo que está registrado como área común desde el régimen condominal, desde la Escritura Pública, está en los planos en el Registro Público de la Propiedad, cualquier modificación en eso es delictuosa. No importa si él la efectuó o no, quien resulta sancionado es el propietario actual del espacio. Si resulta sancionado con una multa eso puede servir para otras instancias. Por ejemplo, nosotros no tenemos la facultad de ir a derrumbar una pared, pero si se puede llevar una resolución de la Prosoc al Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal o al Ministerio Público ellos ya pueden dictar una orden, por ejemplo, para eliminar una construcción irregular".

Salvador considera que lo que nos falta como sociedad es entender que no somos habitantes de una ciudad, sino que somos ciudadanos. Esto implica una participación para generar los cambios a partir de nosotros mismos sin esperar a que las autoridades necesariamente tengan que regular y arreglar todo.

Definitivamente para una convivencia entre condóminos bastaría con el respeto. Desafortunadamente, existen ladies y lores cuya prepotencia les impide reconocer los derechos de otros. Su conducta pone en peligro la seguridad del edificio y el patrimonio de los demás condóminos, por ello es necesario que instancias como la Prosoc tengan más fuerza para actuar contra ellos.

fernanda@milenio.com
http://www.milenio.com/blog/fernanda
Twitter http://twitter.com/FernandaT

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.