• Regístrate
Estás leyendo: Química textual
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 21:34 Hoy

Neteando con Fernanda

Química textual

Fernanda de la Torre

Publicidad
Publicidad

En ciertas ocasiones, la atracción va más allá de nuestra voluntad o creencias.
Juliette Binoche

Siempre he pensado que la Tercera Guerra Mundial será por culpa de un texto (WhatsApp, SMS o el que digan) que se mal interpretó. A diferencia de una conversación en la que el tono de voz le da sentido a las frases, en un texto es complicado detectar si el tono de lo dicho es irónico, alegre o neutro. Los emoticones ayudan a entender si el tono es de broma, pero también son sujetos a malas interpretaciones. La "ayuda" del autocorrector es un cuchillo de doble filo, ya que suele cambiar la palabra que escribimos instantes antes de enviar el texto, lo que nos puede poner en múltiples aprietos. Para rematar, las prisas con las que escribimos, muchas veces en movimiento y mientras hacemos otra cosa, hacen que los mensajes puedan llegar a ser bombas de tiempo cuando llegan al destinatario incorrecto. A pesar de estar bien consciente de todo lo dicho, al igual que muchos, la mayoría de mis comunicaciones son por medio de texto, ya que sus ventajas superan por mucho a los riesgos que encierra.

A pesar de no ser gratuita, WhatsApp Messenger es la aplicación más descargada en iTunes. Desde que la tengo, hace ya algunos añitos, según me dice la propia aplicación, he enviado más de 82 mil mensajes y he recibido 220 mil. No es poca cosa. Esta app de mensajería multiplataforma, tiene ya más de un billón de usuarios que envían 42 millones de mensajes cada día. Sin duda un éxito. El WhatsApp (lo siento, pero no soporto ver escrito guasap) no solo nos permitió comunicarnos gratuitamente sino que también cambió la forma en que lo hacemos y, por lo que dicen las cifras, la comunicación textual llegó para quedarse.

Muchas veces, al comentar algo que dijimos, movemos las manos para indicar que la conversación fue vía textos. Las conversaciones en grupo nos permiten estar en contacto fácilmente con personas a las que quizá no llamamos de manera regular. Lo cual es muy agradable, salvo cuando dentro del grupo hay alguien que no se ha enterado que el envío excesivo de mensajes, memes y cadenas, es una señal clara de que se requiere con urgencia terapia ocupacional.

Leí un artículo muy interesante al respecto de Eiliana Dockterman en la revista Time, quien hablaba sobre la química textual o la importancia de la compatibilidad en los mensajes de texto en las parejas ("How 'Textual Chemistry' Is Changing Dating", se titula*). Confieso que levanté una ceja cuando vi el título. Me pareció un tanto exagerado, pero a las pocas líneas me di cuenta de que efectivamente, la química textual sí afecta en una relación y —como cualquier otro factor— puede destrozarla. Dado a que buena parte de nuestra comunicación con el mundo es a través de nuestros dedos, la llamada "química textual" cobra una especial relevancia: ¿te desesperan sus mensajes?, ¿tarda horas en contestar tus mensajes?, ¿envía muchos textos a todas horas y sientes que te acosa?

De acuerdo con este artículo de Dockterman, debido a la gran cantidad de parejas que se conocen mediante aplicaciones de citas en internet, los mensajes de texto pueden convertirse no solo en un medio de seducción, sino en la piedra angular en donde se puede construir el futuro de una relación. Asimismo, la autora comenta que en parejas establecidas los mensajes de texto han sustituido a las conversaciones cara a cara y que en una encuesta realizada por el Gravitate Research Group, 80 por ciento de los estadunidenses dijeron preferir los mensajes de texto a las llamadas. Imposible no darle la razón a Dockterman: la química textual es importante en cualquier relación, no solo en las románticas.

Este no es un asunto de mejor o peor, bueno o malo, sino de compatibilidad. Cada uno tiene sus gustos y lo ideal es que sean compatibles con los de la otra persona. En mi caso, por ejemplo, las abreviaciones desmedidas y el uso de la letra k, es un auténtico mata pasiones. Me gustan los textos para comentarios de cosas triviales o ponerse de acuerdo para algo. Fuera de ello, considero que las cosa importantes hay que hablarlas cara a cara y es un gran error mantener este tipo de discusiones vía texto.

Estamos todavía en pañales para entender hacia dónde va la comunicación mediante textos; sin embargo, quizá más pronto de lo que pensamos, llegue el momento en que digamos: "texteando se entiende la gente".

(*) http://time.com/4217474/valentines-day-texting-and-dating/?xid=time_socialflow_twitter.

fernanda@milenio.com
http://www.milenio.com/blog/fernanda
Twitter http://twitter.com/FernandaT

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.